El Tabloide

Globalización y turismo

“…Conviene intensificar medidas de prevención que potencien la buena imagen de Colombia…”.

Es un hecho que en esta época la globalización cumple un papel de primer orden, en cuanto a aproximar a los pueblos del mundo. Así las cosas, las barreras físicas de los países se difuminan para permitir que las personas interactúen sin importar su nacionalidad, sexo o raza. En este contexto, el turismo emerge como la posibilidad que tienen los individuos de familiarizarse con otros estilos de vida, y las naciones como una alternativa adicional para potenciar sus economías, a partir de los ingresos que aportan los turistas.

Ante este escenario cada país debe promover de la mejor manera posible sus lugares de interés y ofrecer a la vez, seguridad a los visitantes extranjeros. Infortunadamente parece ser que esta última aserción no se está cumpliendo a plenitud en nuestro medio. En efecto, el programa de televisión Séptimo día, en su edición del 26 de este mes, reveló que varios turistas han sido objeto de atracos, estafas, entre otros delitos, que han ocurrido en taxis, calles e incluso en hoteles. Más grave aún, algunos de estos turistas han perdido sus vidas en el territorio nacional, debido al problema señalado.

Desde luego que este fenómeno también ocurre en otras latitudes, pero esto no le resta importancia a este flagelo en nuestro entorno. Conviene entonces intensificar medidas de prevención que potencien la buena imagen de Colombia allende sus fronteras y que incrementen el flujo de turistas a nuestras regiones. Esta política ha de servir para posicionar a nuestra patria en un lugar de privilegio en lo relativo a los territorios del orbe más visitados y disfrutados en un marco de cordialidad y seguridad.

Los beneficios de esta medida se han de ver reflejados en importantes fuentes de ingreso para el sector hotelero, del transporte y del comercio en general. Un punto adicional: el turismo se ha de convertir en una fuente importante para potenciar el empleo de nuestros connacionales.

Compartir: