El Tabloide

Gabriel Aldana, un enamorado del deporte

El voleibol tulueño es embajador del deporte a nivel suramericano. Gabriel Aldana Alzate nació el 3 de marzo de 1955 en el municipio de Caicedonia, norte del Valle.

Gabriel Aldana Alzate, entrenador del Gimnasio del Pacífico y la Selección Tuluá.

Gabriel Aldana Alzate, es exalumno de la escuela Guillermo E. Martínez y del Gidelpa, graduado en la cuarta promoción de la Universidad Central del Valle como licenciado en Educación Física en l.980, docente en la Institución Educativa Gimnasio del Pacífico y en la Universidad Central del Valle y desde hace 31 años entrenador de voleibol en el Imder Tuluá.
En el 2007 presentó el libro “Juguemos Voleibol”, dirigido a docentes y entrenadores y en el 2016 recibió el “Terraco de Oro” como mejor docente entrenador del Valle del Cauca.

Enamorado del voleibol

“Desde muy muchacho en mi etapa colegial combinaba el fútbol y el voleibol y me fui enamorando de esos dos deportes, los jugaba a la par, y cuando ingresé a la universidad vi la oportunidad de especializarme en el voleibol como técnico en la Escuela Nacional del Deporte de Cali”.

Biotipo de un buen voleibolista

“La experiencia y la ciencia nos ha enseñado que cada deporte tiene un biotipo y el voleibolista tiene que ser en un 80 o 90% delgado, de buena talla y que presente habilidades en sus capacidades condicionales y coordinativas porque este deporte es muy anaeróbico, de mucha rapidez y se necesitan personas hábiles y rápidas”.

Las lesiones

“Lo bonito de esta disciplina es que tiene unas características muy diferentes a otros deportes de choque. El voleibol es un deporte muy limpio donde no hay contacto con el rival y eso lo hace espectacular. Las lesiones típicas que se presentan siempre han sido la articulación del tobillo, esquinces de primer a tercer grado, escasamente la rodilla y sí muchas lesiones a nivel de las falanges de los dedos y en el hombro, el manguito rotador”.

Trayectoria

“Ingresé como docente en l.995 al Gimnasio del Pacífico, venía del colegio Salesiano y empecé con la iniciación deportiva de este deporte y desde allí a la fecha he estado representando a la institución en todos los eventos intercolegiados a nivel regional, departamental, nacional y suramericano”.

Títulos

“Tengo 12 títulos nacionales intercolegiados, de ellos ocho de campeón nacional y cuatro subtítulos nacionales, cuatro suramericanos. Los mismos nacionales son también departamentales”.

Buscando talentos

“Conociendo el biotipo del voleibolista y las características que debe reunir hacemos convocatorias, vamos a las diferentes instituciones educativas, charlamos a los jóvenes y los invitamos a los escenarios deportivos, aunque se presentan dificultades porque la mayoría prefieren el fútbol y no quieren practicar otra disciplina, pero motivándolos logramos conformar una buena selección que nos represente competiti-vamente”.

Una cantera

“Los intercolegiados nos dan la oportunidad de ver a los deportistas que tienen condiciones para la práctica de esta disciplina y los direccionamos a la Escuela de Formación Tuluá con miras a representar a nuestro municipio en diferentes eventos de carácter nacional”.

Reconocimiento nacional

“En el Valle del Cauca son reconocidos Cali, Andalucía y Tuluá; y a nivel nacional y en el internacional el Corazón del Valle se ha hecho presente en muchos eventos, como los Juegos Supérate Intercolegiados, es así que cuando vamos a representar al departamento ya comentan que el Gidelpa está inscrito y que será el equipo a vencer”.

Abre puertas en las universidades

“Tenemos niñas en universidades de Estados Unidos jugando, alumnas del profesor Héctor Marino y alumnos míos becados en las universidades y estudiando gracias al voleibol. En Australia, por ejemplo, en estos momentos se está haciendo una negociación con un joven que salió del Gidelpa, tiene 18 años, ha jugado varios suramericanos con la Selección Colombia y puede ir a jugar a Serbia, se llama Cristian Andrés Torres Montaño y mide 2.01 mts”.

Promoción para el voleibol

“Estamos fallando en las mismas instituciones educativas porque este deporte no se está enseñando, no se está irradiando en la primera etapa donde ellos quieren conocer los diferentes deportes. Hay una recarga muy dirigida hacia el fútbol, el niño no conoce sino este deporte, no hay preparadores ni docentes que trabajen por realizar un semillero de voleibol”.

El comienzo

“El voleibol tiene varias categorías, alevines 8 y 9 años, benjamines 10 y 11 años, minivoley 12 años, prejuvenil 13 y 14 y juvenil que son 15 y 16 años”.

Toda una vida

“En Tuluá estoy desde 1.987 dirigiendo las escuelas de formación y la Selección Tuluá”. Antes de venir a Tuluá me inicié en Buga en el año 1.982, tengo 41 años como técnico y aprendiendo cada día más”.

El voleibol tulueño

“Esta disciplina deportiva ha sido la embajadora del municipio no solo en el departamento, en Colombia y en Suramérica donde ya hemos participado en varias oportunidades con muy buenos resultados; hemos hecho presencia 12 veces en juegos nacionales y en los suramericanos cuatro veces donde hemos obtenidos dos bronces y el año pasado la medalla de plata en Bolivia”.

Lo que viene

“Estamos próximos a iniciar los juegos Supérate Intercolegiados en las fases municipal, distrital, departamental, nacional y suramericano que será en Perú, donde esperamos estar nuevamente representando a Tuluá, Gidelpa y Colombia”.

Compartir: