El Tabloide

JEP inició labores en Tuluá, funcionarios se reunieron con exguerrilleros de las Farc

La sorpresiva visita de los comisionados de la Jurisdicción Especial para la Paz a las montañas tulueñas, sirvió para la firma de los compromisos verdad, justicia y no repetición.

Los comisionados revisaron los procesos que se siguen en Tuluá. Las partes firmaron un acta de compromiso y reincorporación política, social y económica.

Mientras los tulueños estaban de feria, silenciosamente arribó a la ciudad una comisión de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, quienes se reunieron en un punto desconocido de la montaña tulueña con los miembros desmovilizados de las Farc.

De esta manera se dio inicio en el centro del Valle al proceso de legalización y judicialización de los Acuerdos de Paz firmados entre esa guerrilla y el Gobierno Nacional en La Habana, Cuba.
Como se recordará, Tuluá y su área de influencia montañosa fue corredor y punto de asentamiento del VI Frente de las Farc y varias de sus columnas, lo que dejó un número aún indeterminado de víctimas del conflicto armado sostenido por muchos años.

Según voceros oficiales que conocieron de la llegada de los comisionados de la JEP, justamente esa es la misión de los funcionarios, revisar los procesos que pueden ser objeto de la justicia especial.
Agregan las fuentes que, de momento, los enviados de la JEP solo se reunieron con los desmovi-lizados para conocer su versión de los hechos, la que luego se cotejará con la de las víctimas para sacar las conclusiones pertinentes.

De acuerdo con el Acto Legislativo 01 de abril 4 de 2017, los objetivos de la JEP son satisfacer el derecho de las víctimas a la justicia, ofrecer verdad a la sociedad colombiana, proteger los derechos de las víctimas, contribuir al logro de una paz estable y duradera y adoptar decisiones que otorguen plena seguridad jurídica a quienes participaron de manera directa o indirecta en el conflicto armado interno mediante la comisión de las mencionadas conductas.

Tras la visita de los comisionados a las montañas tulueñas, se firmó con los exguerrilleros un acta de compromiso y reincorporación política, social y económica como garantía de que habrá una paz verdadera y el compromiso de no repetición.

Compartir: