“…unas ferias sin fiestas y conciertos para la gente es como un partido de fútbol sin hinchas…”.

En una columna anterior hice referencia a la falta de gestión que vislumbré cuando el equipo corazón se fue a jugar a Cali, inmediatamente vinieron los insultos provenientes de los perfiles falsos que se dedican a insultar y pretenden ocultar las deficiencias en la administración municipal.

Me dijeron que no se podía sacar plata de pavimentos para arreglar el estadio, posteriormente la gobernación gestionó con Coldeportes los recursos y sí se pudo remodelar el Doce de Octubre sin sacrificar otras inversiones; hoy estoy seguro que una vez se publique esta humilde opinión saldrán los insultadores a decir lo mismo y a tratar de amedrentarme para que no exprese mis opiniones, lo que jamás lograrán. A la feria de Tuluá le faltan los conciertos para la gente; rescato el esfuerzo de expositores y personas desinteresadas que hicieron su aporte para que los diez mil pesos que costaba el ingreso al coliseo no fueran en vano y, algunos ciudadanos piensan que el cemento extendido en el coliseo lo mejoró, otros preferían el verde de las plantas y los caminos clásicos del coliseo.

La carrera 30 con sus vendedores y casetas daban un aspecto de fiesta popular, claro con alguna organización para la seguridad de comerciantes, peatones y conductores pero sin desapa-recerlos de la feria. Sobre todas las cosas unas ferias sin fiestas y conciertos en distintas partes de la ciudad para la gente es como un partido de fútbol sin hinchas; y que no salgan los agresivos defensores otra vez a decir que no los hacen porque sería dejar sin pavimentos la ciudad.

Una vez más seria una gran mentira, los conciertos se hacen con gestión de parte de los equipos de gobierno municipal, de lo contrario cómo se explica que municipios cercanos, con presupuestos diez veces más pequeños que el de Tuluá presentan parrillas espectaculares a su pueblo, realizan los conciertos sin afectar sus presupuestos realizando alianzas con empresas privadas, licoreras y empresarios artísticos. Es solo poner ganas y capacidad de gestión.

También te puede interesar:   Frutoterapia
Compartir: