“…Lograr la meta planteada implica un férreo compromiso de los educadores, del gobierno y de la sociedad…”.

Sin duda, la Federación Colombiana de Educadores, -Fecode-, cumple un papel fundamental para mejorar la educación del país. Para ello, el gobierno nacional debe asignar un presupuesto generoso que facilite el desarrollo profesional docente y la dotación de recursos bibliográficos y tecnológicos a las instituciones educativas. Varios territorios han entendido el valor de la educación para generar progreso y así lograr posiciones de honor por sus avances en el campo de las ciencias exactas, de las humanidades o de las nacientes ciencias artificiales.

Vale mencionar aquí, nombres como Singapur, Canadá, Finlandia, Japón… Por tanto, Fecode tiene un reto para seguir la huella marcada por las mencionadas naciones. Lograr la meta planteada implica un férreo compromiso de los educadores, del gobierno y de la sociedad en general.

Se tendrá entonces que pensar en destinar menos recursos para la adquisición de armas, y más bien “armar” de recursos y desarrollo académico a las instituciones y a los profesores para superar la adversidad marcada por la guerra, la pobreza, la corrupción… A buena hora el pasado 21 de septiembre, Fecode renovó su junta directiva; se espera que ésta impulse programas tendientes al logro de las metas descritas.

Esta aserción tiene relevancia en el momento actual, signado por las jornadas que adelantan las universidades del país, en procura de una financiación que les permita funcionar de manera regular y ofrecer una educación de calidad. Así las cosas, Fecode está llamada a cumplir un papel vital en la afirmación de unas bases fuertes que necesitan los jóvenes bajo su tutela, para que puedan continuar su educación universitaria por la senda de la investigación, en unas instituciones de educación superior debidamente financiadas y dotadas de los recursos académicos, que posibiliten su proyección por la ruta señalada.

También te puede interesar:   El calvario de conducir en Tuluá
Compartir: