Los asistentes al funeral y el ataúd con el cuerpo fueron arrastrados por varios metros. Por fortuna, ninguno de los integrantes de la familia desapreció

El dolor por la muerte de Alcibiades Vargas, asesinado el pasado lunes en la noche en Corinto, en el norte del Cauca, no fue la única tragedia que tuvo que soportar la familia de este joven.

Mientras se encontraban en la velación del cuerpo, la avalancha que se registró en la noche de este martes en el municipio y que dejó 243 familias afectadas, 4 personas fallecidas -entre las que se encuentra un bebé-, 18 desaparecidos y 29 más lesionadas, el agua y el barro arrastraron su vivienda y el cuerpo de Alcibiades. 

También te puede interesar: Ya son 11 muertos, 18 desaparecidos y 37 viviendas destruidas por tragedia en Corinto.

El hecho se registró en la calle primera con calle 15, en el barrio La Esmeralda.

La casa fue arrollada. Quedó totalmente destruida. El paso de la corriente se llevó dos casas más de la familia y el féretro con el cuerpo del joven

“La casa fue arrollada. Quedó totalmente destruida. El paso de la corriente se llevó dos casas más de la familia y el féretro con el cuerpo del joven”, señaló Robinson Rodríguez, cuñado de Alcibiades.

El cuerpo apareció sobre las 7 de la mañana de este miércoles en el patio de la segunda casa cubierto completamente por el barro. La familia tuvo que limpiarlo.

“El municipio nos regaló el ataúd para velarlo y en la tarde de hoy le daremos cristiana sepultura. Pero la familia está muy mal por la pérdida de las viviendas y de lo poco que teníamos”, dijo Robinson.

Corinto

La oficina de Gestión de Riesgos y Desastres de la Gobernación del Cauca señaló que la avalancha ingresó a una zona del casco urbano en Corinto.

La oficina de Gestión de Riesgos y Desastres de la Gobernación del Cauca señaló que la avalancha ingresó a una zona del casco urbano en Corinto.

En la cuadra vivían cuatro hermanos más de Alcibiades con sus familias. Estas personas señalan que las pérdidas fueron grandes para todos.

Al momento, unas 60 familias de los barrios La Playa, Esmeraldas y Pedregal se vieron afectadas por el deslizamiento. Otras zonas como La Colombiana y El Tablón también se afectaron.

En las últimas horas se ha determinado que cerca de 22 casas fueron arrasadas por el deslizamiento, dos personas fallecieron y que los centros educativos Colegio Núcleo Escolar Agropecuario y Colegio de Carrizales terminaron destruidos. 

“Sobre todo hay que dar gracias a Dios porque estamos vivos. Lo importante es estar con vida. Sobre las 3 de la mañana nos dijeron que venía otra avalancha, pero menos mal no ha pasado nada”, expresó este hombre que trabaja en un expendio de carne.

También te puede interesar:   Damnificados de Corinto, Cauca, esperan por ayuda del Gobierno
Compartir: