Un tulueño que desde hacía algo más de un año había viajado a ese país en busca de mejores oportunidades laborales y económicas, fue hallado sin vida en su vivienda el viernes de la semana pasada.
La noticia la conocieron sus familiares en la Villa de Céspedes el mismo viernes 10 de noviembre hacia el mediodía, cuando la compañera sentimental les informó lo sucedido.

El tulueño identificado como Julián Mauricio Sanabria Gómez al parecer se suicidó, según las informaciones entregadas a sus familiares durante el fin de semana.
Sanabria Gómez había viajado en el mes de septiembre del año 2016 a Brasil para trabajar como cobrador, labor que al parecer estaba desempeñando muy bien, lo que hace más difícil para su familia creer que se halla suicidado.
La compañera sentimental halló el cadáver de este tulueño pendiendo de una cuerda atada a su cuello en el patio de la vivienda ubicada en el municipio de Victoria de Conquista, en el estado de Bahía.
Este hombre de 28 años de edad solía comunicarse en la mañana y en la noche con sus familiares, donde les manifestaba que estaba bien y amañado.

El día de su muerte habló con su familia en Tuluá y no les manifestó ningún tipo de preocupación que hiciera pensar que podría tomar una decisión como la que tuvo para acabar con su vida.
Sanabria Gómez antes de viajar a Brasil trabajaba como ebanista y en lo que resultara pues siempre se caracterizó por ser una persona trabajadora, responsable y servicial, señalaron sus familiares.
La muerte de este hombre no solo generó tristeza y dolor en su familia sino también entre los vecinos y amigos del barrio Flor de La Campana, al occidente de la ciudad.
“Queremos hacer un llamado a la ciudadanía de buen corazón que nos pueda ayudar con recursos para poder lograr la repatriación de nuestro hermano y así poderle dar una cristiana sepultura” este fue el llamado que hizo su hermana Ana Gabriela Gómez.

De igual manera se ha conocido que se han hecho varias cartas al ministerio de Relaciones Exteriores para lograr su intervención en este proceso y evitar que Julián Mauricio sea sepultado en una fosa común en Brasil.
Julián Mauricio Sanabria Gómez vivía en unión libre en Brasil con Raquel Silva, deja huérfano en Tuluá a un niño de 11 años de edad, había nacido en el hogar conformado por Ana Lucía y Jorge y era el tercero de cinco hermanos se conoció finalmente.
Quienes deseen colaborar con esta familia se pueden comunicar a los teléfonos 315 801 34 23 y al 305 300 32 23.

También te puede interesar:   Prestamista fue asesinado de un disparo por sicarios en Tuluá
Compartir: