El ex-president de la Generalitat tiene intención de reunirse con varios líderes independentistas flamencos. El fiscal general del Estado presentó una querella contra él y todos los miembros de su gobierno destituidos por lo delitos de sedición y rebelión, entre otros.

Carles Puigdemont y varios miembros de su cesado ‘Govern’ se han trasladado a Bruselas para mantener reuniones con diversos líderes independentistas flamencos, aunque no se descarta que traten de obtener asilo político en Bélgica.

Según las últimas informaciones al respecto está previsto que el ex-presidente de la Generalitat ofrezca en la tarde de este mismo lunes una comparecencia ante los medios de comunicación. 

El viaje tiene lugar dos días después de que el secretario de Estado de Migración belga, Theo Francken, sugiriese que Bélgica podría acoger a Puigdemont en caso de que este pidiera asilo político. “No es algo irreal. Se está hablando ya de una pena de cárcel [para Puigdemont]. Ya veremos hasta qué punto sería justo este juicio”, dijo Francken en una entrevista a una cadena belga VTM.

Según el ministro belga, esta decisión podría poner a su país “en una difícil situación diplomática con el Gobierno español”, pero la ley permite “solicitar asilo en Bélgica”, así que esta solicitud potencial “sería examinada de manera objetiva, correcta e independiente”.

Poco después, Francken fue desautorizado por el primer ministro, Charles Michel.

La sorprendente noticia del viaje de Puigdemont trasciende también escasas horas después de que el Fiscal General del Estado, Jose Manuel Maza, anunciara en rueda de prensa las querellas presentadas contra el ‘Govern’ y contra el ‘Parlament’ por los delitos de rebelión y sedición entre otros, que podrían tener como consecuencia penas de prisión de hasta 30 años.

También te puede interesar:   Con este decreto, Cataluña declaró su Independencia y se constituyó como República
Compartir: