Los habitantes de la Tierra del Coclí abarrotaron la plaza principal. Dieciseis parejas juveniles y cinco infantiles tomaron parte del II Festival del Moño en la localidad. 

Los asistentes gozaron de las actividades culturales que se presentaron en la plazoleta de la alcaldía de Zarzal. La calidad de los niños sorprendió al jurado calificador conformado por expertos en la región.

En esta localidad del norte del Valle, las autoridades locales se han dado a la tarea de recuperar diferentes aspectos que hacen parte de la tradición oral, artística, gastronómica y religiosa. Uno de esos eventos se conoce como el Baile del Moño, que de acuerdo con algunos historiadores locales tuvo su origen y su mayor trascendencia entre los años 1700 y 1800 en los predios que hoy se conocen como la hacienda Las Lajas.

El baile del moño era una danza por parejas en la que se seguían los acordes de un torbellino al tiempo que se hacían trovas.
“Era un espacio de corte lúdico que practicaban los trabajadores de aquella época y que tenía como fin único cortejar a las mujeres a través de los movimientos rítmicos y coplas jugosas llenas de picardía y gracia” dijo Luis Alberto Henao, coordinador de Cultura de la población, tras destacar el trabajo de la licenciada Lucelia Isaza, quien acompaña a los bailarines en el proceso de aprendizaje y consolidación del baile.  La segunda versión fue liderada por el despacho de la alcaldesa Luz Elena López quien trabaja en procura de recuperar las tradiciones de la localidad nortevallecaucana.

Los ganadores

En la modalidad infantil el cuarto puesto fue para María Alejandra Novoa y Maicol Steven Castro, el tercero lo ocupó María José Valencia y Kevin Alexánder Córdoba, en el segundo Laura Daniela Muñoz Marín y Tomás Ortega Restrepo y primer puesto para Alison Ximena Cano y Jhoimer Yamit Castaño. En los juveniles el tercer lugar fue para Shirley González y José Carlos Largo, el segundo para Valentina Betancourt y Daniel Rivas Monsalve y los ganadores Tatiana Alejandra Aramburo y Andrés Felipe Mosquera.

También te puede interesar:   No compre mascota, adopte una
Compartir: