Un hombre que había sido víctima de un ataque sicarial el viernes de la semana pasada en el barrio Guayacanes, solo pudo ser identificado el pasado martes en horas de la tarde por las autoridades judiciales.

Según se conoció, el hombre que fue identificado gracias al cotejo de huellas dactilares que realizaron funcionarios del Instituto de Medicina Legal en la Villa de Céspedes, respondía al nombre de Rubén Darío Ramírez Castañeda.
La víctima, de 31 años de edad, era natural de Tuluá y sufrió un atentado a bala el pasado 20 de octubre hacia las 10 de la noche cuando se encontraba en la calle 20 con carrera 2B del barrio Guayacanes, al occidente de la ciudad.

Ramírez Castañeda recibió varios impactos de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo y aunque alcanzó a ser llevado hasta la sala de urgencias de la clínica San Francisco, falleció cuando recibía atención médica.
Las autoridades tratan de determinar cuáles fueron los móviles de este crimen pues al parecer los investigadores ya cuentan con la identidad del presunto homicida.
Finalmente se dijo que el hombre se dedicaba a las labores del campo, pues solía trabajar en las fincas cafeteras de los municipios de Trujillo y Riofrío.

También te puede interesar:   Baleado y apuñalado hombre en una discusión
Compartir: