El Tabloide

En lo corrido del año se han presentado siete suicidios en Tuluá

Luego de permanecer recluido por espacio de tres días en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Tomás Uribe Uribe, por haber ingerido una sustancia tóxica aún no determinada, falleció un comerciante de frutas de la Villa de Céspedes, según lo informaron las autoridades.

El infortunado hombre fue identificado en las diligencias de rigor como José Alberto Llanos Plaza.
De acuerdo con lo establecido por las autoridades que asumieron la investigación, este comerciante de 44 años de edad, residía en el corregimiento de Campoalegre, zona rural plana del municipio de Tuluá.

Las autoridades analizan varias hipótesis que pudieron haber llevado a este hombre a tomar la fatal decisión de ingerir un fuerte tóxico, del cual aún no se ha establecido su procedencia.

Fue así como fue trasladado hasta ese centro asistencial en donde falleció en la noche de este martes 7 de agosto.
Con este suicidio ya son siete las personas que este año han decidido acabar con sus vidas en la Villa de Céspedes.

Los métodos que han utilizado estas personas son dos por envenenamiento, tres utilizaron armas de fuego; uno arma blanca y otra persona decidió por el ahorcamiento.

Compartir: