Sobre la carrera 18 entre las calles 25 y 26, vía a Riofrio, se contruyó recientemente un reductor de velocidad de unas proporciones desmesuradas y que viene causando un grave perjuicio a las viviendas aledañas, especialmente cuando llueve porque el agua se estanca desbordándose hacia los costados.

Los vecinos del lugar esperan que los contratistas que construyeron este reductor le den solución pronto a esta problemática que los tiene seriamente perjudicados.

Compartir:
También te puede interesar:   Reclusos y familiares protestan por nuevas disposiciones Inpec en cárcel de Tuluá