Las cuentas del municipio de Tuluá, que se hallaban congeladas desde la semana anterior, fueron desembargadas esta semana tras el pago de una millonaria multa impuesta por un juzgado administrativo.

Así lo confirmó la Secretaria de Hacienda Municipal, Luz Piedad Perea Roldán, señalando que el pago se hizo por $ 1.301 millones, cifra a la que se elevó el monto de la demanda.

El hecho se remonta al año 2013, cuando el municipio fue demandado por la familia de un estudiante que había sido objeto de abuso sexual dentro de un establecimiento educativo por parte de otros menores.
La acción legal hizo su curso normal hasta noviembre del 2016, cuando el Juzgado Primero Administrativo con sede en Buga emitió fallo de responsabilidad jurídica en contra del municipio de Tuluá, conminándolo a pagar alrededor de 800 millones de pesos.

Según la abogada Luz Nelly Parra, apoderada de la parte demandante, el municipio no interpuso ningún recurso, lo que hizo que ascendiera a la cifra señalada.

“En razón a que el municipio de Tuluá no interpuso ninguna acción de apelación una vez conocida la sentencia, el pago era de obligatorio cumplimiento, sin que obrara ningún otro recurso” precisó la litigante.
El fallo es de reparación directa y obligó al municipio a consignar el dinero en una cuenta de depósitos judiciales, puntualizó la abogada.

También te puede interesar:   A estudio presupuesto municipal de 2018
Compartir: