El cierre lo originó la denuncia de un ciudadano tulueño cuya madre falleció tras una quelación. Tribunal Médico Nacional podría iniciar proceso para suspender licencia del responsable del lugar

Con aspecto de una casa corriente y sin ningún aviso exterior, funcionaba en la calle 34 entre carreras 26 y 27 la clínica de quelación que fue cerrada por las autoridades en Tuluá. Alrededor de 200 personas se atendían en el lugar mensualmente.

Una vivienda situada en el barrio Salesianos en la que se hacían procedimientos de quelación o limpieza sanguínea, fue cerrada por las autoridades locales y del departamento por no poseer licencia y manejar medicamentos vencidos y sin registro.

El operativo tuvo lugar el viernes de la semana pasada tras la denuncia ante la Secretaría de Salud Municipal de un ciudadano cuya madre murió en una clínica de Cali tras la realización de un procedimiento en la vivienda que fungía como clínica.

Según John Fredy Asprilla Aguirre, titular de la secretaría local, en el lugar solo se hallaba una persona quien señaló que la clínica pertenecía al médico Fernando Jordán Calvo y en ella se atendía solamente los días sábados.

Al verificar la documentación, los funcionarios de la Secretaría de Salud Municipal, acompañados por otros llegados de la misma dependencia a nivel departamental y uniformados de la policía, pudieron constatar que el establecimiento no poseía licencia de funcionamiento.

“Tras la visita, procedimos al cierre por la tenencia de medicamentos vencidos y sin licencia del Invima, por el mal manejo de residuos sólidos y por no poseer permiso de funcionamiento, lo que le acarreará al propietario una multa” señaló Asprilla Aguirre.

En la vivienda se hallaron una serie de historias clínicas de personas de Tuluá y según lo señaló quien se hallaba al cuidado de la vivienda allí se atendían alrededor de 200 pacientes al mes.
El sitio no estaba acondicionado como clínica pues aunque en su interior había jeringas, camillas y medicamentos, su manejo no contaba con los protocolos médicos exigidos, agregó el secretario de salud local.

Desde la Secretaría de Salud Departamental se indicó que es posible que se inicie un proceso ante el Tribunal Médico para que le suspendan la licencia al médico Jordán Calvo quien reside en Calarcá y donde es director de una clínica.

También te puede interesar:   Semáforos en Tuluá urgen limpieza

Qué es la quelación

Aunque es una terapia que se aplica en los Estados Unidos desde hace 40 años, aún existe poca información en el país sobre su aplicación y consecuencias. De acuerdo con fuentes médicas, la quelación es un procedimiento mediante el cual se aplican agentes quelantes que obran como eliminadores de metales pesados en el cuerpo pero se deben administrar bajo una rigurosa supervisión médica en razón a los riesgos inherentes.

En respuesta a la creciente utilización de la terapia de quelación como medicina alternativa y en circunstancias en las que la terapia no debe ser utilizado en la medicina convencional, varias organizaciones de salud han confirmado que las evidencias médicas no son compatibles con la eficacia de la terapia de quelación para cualquier propósito que no sea el tratamiento de la intoxicación por metales pesados.

Instituciones como el Colegio Estadounidense de Toxicología y la Academia Estadounidense de Toxicología Clínica han advertido que algunos medicamentos que se vienen utilizando en los procedimientos de quelación pueden tener efectos secundarios graves tales como daño hepático y renal, cambios en la presión arterial, alergias y en casos extremos hasta la muerte.

Por su parte, la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer señala que “la terapia de quelación puede ser tóxica y tiene el potencial de causar daño a los riñones, latido irregular del corazón e incluso la muerte”.
Los productos de quelación de venta libre no están aprobados en los Estados Unidos.

Compartir: