Aunque la empresa Acuavalle insiste en que resta el seis por ciento de los trabajos, los veedores de la comunidad aseguran en que falta más del 30. $5.365 millones es la inversión en esta obra con una duración presupuestada de cien años.

La casa del barrio Victoria donde habitaban las hermanas Navarrete estaba en completo abandono y casi en ruinas. Las dos adultas mayores solo podrán volver al lugar si se les contrata un cuidador permanente.

En febrero de este año el gerente de Acuavalle, Guillermo Arbey Rodríguez, dijo en comunicación a EL TABLOIDE que la bocatoma de Voladeros estaba en un 91 por ciento para su terminación y eso abrió la esperanza entre los pobladores de la Cuna del Talento y sus vecinos de Bugalagrande de verla culminada pronto, pero ya se acabó el primer semestre y a juzgar por lo dicho por parte del funcionario a los concejales de las dos localidades, los últimos avances no sobrepasan el tres por ciento.

Jorge Enrique González, abogado que hace parte de la Fundación Los Azahares y quien ha ejercido constante veeduría a las obras lamentó que una vez más Acuavalle haya sacado la excusa del invierno para justificar los retrasos de las obras que hace tiempo se debieron haber entregado a la comunidad.

“Yo no tengo ninguna discusión en cuanto a la calidad de los trabajos que se han ejecutado hasta el momento, pues incluso en esta fase ha soportado fuertes crecientes del río Bugalagrande saliendo airosa la estructura, pero lo que indigna es que no se cumplan los plazos y se siga perjudicando a la comunidad” precisó el abogado González.

Insistió que discrepan en el porcentaje para la culminación de las obras y “es evidente que hoy los retrasos pueden estar por encima del 30%.“
La reconstrucción de Vo-laderos es una obra que beneficiará a los 8.596 usuarios que tiene Acuavalle en los municipios de Andalucía y Bugalagrande; una infraestructura que también ha sido diseñada para atender un sistema de riego agrícola, por lo cual su restablecimiento impactará socialmente la región” indicaron voceros de la empresa Acuavalle.

De acuerdo con el abogado González, una vez más los trabajos se encuentran paralizados y los avances en el último tiempo no se compadecen.
“Se imagina que en todas las obras siempre se escudaran en el invierno para no hacerlas, el país y el mundo no avanzarían” dijo el profesional del derecho.

También te puede interesar:   El parque José María Cabal en Buga se acaba
Compartir: