Los habitantes de Uninorte en Buga estan preocupados por el deterioro que pueden sufrir varios bloques por las corrientes de agua que circulan cerca.

En el municipio de San Pedro suceden cosas de esas que lo hacen a uno exclamar ¡no te lo puedo creer! porque parecen mentira, pero son la triste realidad… ¡Plop!

Desde hace varias semanas varios jóvenes inquietos y amantes de su pueblo han estado promocionado por las redes sociales una jornada de limpieza de la quebrada Artieta para mañana domingo y ya tienen toda la logística del caso para que su propósito sea un éxito. Hasta ahí todo va bien, pero aquí viene el despropósito… ¡Añañaiii!

Sucede que de un momento a otro la Alcaldía de San Pedro también programó una jornada de limpieza en la misma quebrada Artieta, pero hoy sábado, un día antes a la ya convocada por los muchachos. ¿Por qué la Alcaldía quiere adelantarse al convite cívico de mañana?… ¡Ni pa´ allá voy a mirar!

Maluca la cosa en San Pedro. Qué bueno hubiera sido que la idea de limpiar la quebrada fuese el fruto de las dos fuerzas empeñadas en este propósito y no crear sinsabores entre la comunidad… ¡Así no es la cosa Célimo!

Parece mentira que después que la Gobernación del Valle y el Fondo Vial invirtió sus milloncitos de pesos en una campaña de sensibilización y educación vial, los accidentes de tránsito hayan aumentado en una forma alarmante en el territorio vallecaucano, dejando sumidos en el dolor a varias familias que perdieron a sus allegados en estos hechos que se vienen presentando a diario… ¡Una triste realidad!

Muy disgustados están los vecinos del polideportivo del barrio Alameda que madrugan a hacer sus ejercicios matutinos en dicho escenario por la actitud del presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, quien el pasado martes no se les quiso abrir el espacio para sus prácticas deportivas…¡Quedaron bañados y alborotados!

Aproximadamente 80 personas entre adultos mayores, jóvenes y niños le protestaron frente a la casa del dirigente, motivo por el cual tuvo que acudir la policía para controlar a los inconformes vecinos que vociferaban en contra del comunal…¡Le tocó bailar con la más fea!

Se conoció que los que protestaban residen cerca al polideportivo de La Alameda y tenían asignado el horario de 6:30 a 7:30 p.m. para hacer su deporte, bajo la orientación de un entrenador particular que lo hacía por una pequeña suma de dinero y para la que no todos contribuían. A lo mejor esta situación no le gustó al dirigente cívico y cerró las puertas del coliseo deportivo hasta que el Imder nombre un monitor oficial… ¿Problemas personales o el vil metal?

Preguntas pendejas. ¿Qué estará pasando con Fenalco Tuluá que ni suena ni truena?

¿Será que arreglarán la “piscina” que se ha formado en la transversal 12, cerca a la estación de servicio de la vía a Aguaclara, antes que regresen las lluvias?.

¿Cuál será la razón para que los sacerdotes estén colgando los hábitos en esta época?

¿Qué pasará con los cajeros automáticos que cada que comienza un mes la mayoría de ellos se queda sin plata o fuera de servicio?

¿Qué estará pasando con el servicio urbano de transporte al corre-gimiento de Aguaclara que se ha vuelto tan irregular?

¿Ya compró las boletas para Los Famosos Buscan la Fama que se realizará el próximo 20 de octubre en el Club Colonial Com-fenalco?

¿Qué estará pasando en La 14 de Tuluá que varios productos han desa-parecido de los anaqueles, ni que fuera Venezuela?

El suceso literario de mitad de año ha sido el lanzamiento del más reciente libro de Gustavo Álvarez Gardeazábal “Las Guerras de Tuluá”, cuya primera edición ha tenido una gran aceptación a nivel nacional.
Solo en Tuluá el abogado William Peña Sabogal ha logrado vender más de un millar de ejemplares autografiados por el propio autor a un precio de 35.000 pesos. Los comentarios del libro han sido los mejores. Si todavía no lo tiene sepárelo al 321 7596702.

Vecinos del barrio Villa del Río se mamaron de llamar al 123 de la policía el pasado fin de semana en horas de la madrugada para comunicarles que varios jóvenes se encontraban en el parque del vecindario haciendo escándalo y no dejando dormir a sus moradores, la mayoría de ellos trabajadores que tenían que levantarse temprano para asistir a sus jornadas diarias… ¿Estarían dormidos o las líneas congestionadas?

La semana pasada, en la carrera 24 con calle 24, se presentó un accidente de tránsito de una ambulancia que con la luz y la sirena prendida, atropelló a un motociclista dejándolo lesionado. Los curiosos descubrieron posteriormente que la ambulancia que pedía vía insistentemente no tenía ningún paciente en su interior…¡Una mala costumbre de los conductores de estos vehículos!

Parece ser que para los ingenuos, incautos o ambiciosos no existe un remedio que los cure. Se ha escrito infinidad de veces los métodos que utilizan los bandidos para “sacarles la plata del bolsillo” y no aprenden… ¡Es una lucha constante!

La gente sigue cayendo con el cuento de “la bolita”, el paquete chileno, las pirámides, las captaciones ilegales de dinero, las facturas de las compraventas y del billete de la lotería. Mucha gente quiere enriquecerse de la noche a la mañana sin trabajar… ¡Así es muy duro o peligroso!

Bueno, ahora ya no se llamará Malecón del Río, sino Alameda del Río y estará construida en la carrera 28 entre calles 27 y 34 y la Gobernación del Valle invertirá en su construcción 4.200.000 de pesos y se presume que estará terminada a más tardar en el mes de enero de 2019. Ahora a hacer fuerza para que no llueva y los anticipos lleguen a tiempo para evitar demoras…¡ Más vale tarde que nunca!

A propósito. En la presentación que se realizó esta semana del proyecto de la Alameda del Río nadie dijo nada, ni nadie preguntó qué irá a pasar con las obras del museo peatonal ubicadas sobre la carrera 28 entre las calles 29 y 34. Todo parece indicar que dicho museo quedará para la historia… ¡Todo pasa y todo se olvida, decía mi abuelita!

En Trujillo hay indignación porque han aparecido varias mascotas envenenadas sin que nadie explique cuál es la causa para atentar contra estos animalitos… ¡Hay que encontrar los culpables.

También te puede interesar:   El Caucherazo
Compartir: