El Tabloide

EL Caucherazo

Más control policial están pidiendo los habitantes de San Pedro durante este fin de semana debido a la celebración de sus fiestas donde se abusa del licor.

Qué alegría, Colombia clasificó, estamos en los octavos del Mundial Rusia 2018…¡No nos cambiamos por nadie!

El triunfo de Colombia contra Senegal, con gol de Mina, alegró a todos los colombianos, amantes o no del fútbol…¡Definitivamente el fútbol une a este país!

El próximo domingo 15 de julio César Arley Valencia, párroco de la iglesia Cristo Resucitado del barrio Buenos Aires está invitando a su cuarta kermesse que se realizará en el polideportivo contiguo a los predios de la parroquia, de 8 de la mañana a 10 de la noche. Habrá eventos deportivos, festival gastronómico, desfile artístico y mucho más. El producido económico se invertirá en la construcción del templo… ¡Están todos invitados, seguro que la pasarán bien!

Los habitantes del corregimiento de Ceilán, municipio de Bugalagrande, están cansados de enviar peticiones, rogar, implorar, ante el alcalde Jorge Rojas que por favor les arregle la vía que de San Rafael conduce a Ceilán que está convertida en un camino de herradura. Los quejosos ya no aguantan más promesas y disculpas, lo que desean es más acción…¡Qué lucha tan berraca!

Los bugalagrandeños están muy preocupados porque en varios sectores están comentando que no tienen alcalde… ¡Añañaiii!

Parece que Jorge Rojas, que ocupa el máximo cargo en Bugalagrande, está más lento que una caravana de cojos. Y dicen que para muestra un botón, porque la obra del puente de La Bamba está paralizada desde hace muchísimo tiempo y no se ve la gestión del burgomaestre para encontrar la solución al problema, si es que lo hay… ¡Jorgito pilas, no te duermas!

La terminación del Puente de la Bamba para Bugalagrande sería de vital importancia para el desarrollo urbanístico del sector occidental que tanto lo necesita y no da espe-ra…¡Que no sigan pasando los meses y la obra paralizada!

Qué tal esta historia. En un Consejo Comunitario realizado en la Villa de Céspedes al entonces gobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía, nuestra jefa Nilsa López de Espejo le solicitó una ambulancia para la Cruz Roja de Tuluá que la necesitaba con urgencia, pues el gobernador ordenó trasladar una que estaba en muy buenas condiciones en Guacarí porque a dicho municipio le llegaría una nueva. Y así se hizo, a la Cruz Roja de Tuluá le llegó su ambulancia y todos tan contentos… ¡Pero, ahora viene lo maluco!

En días pasados, en una crónica que publicamos en este semanario sobre la Cruz Roja de Tuluá, nos enteramos que la ambulancia que estaba en esta ciudad en calidad de comodato se la llevaron de nuevo para Guacarí y los dejaron viendo un chispero, con muchas dificultades porque la que actualmente tienen está obsoleta y los de la competencia son modernas. Lo triste de la historia es que nadie dijo nada sobre esta situación, no se luchó y se perdió la ambulancia… ¡Y recuperarla si es bien difícil!

Increíble que a estas alturas del siglo XXI todavía existan personas en la montaña vallecaucana carentes de energía eléctrica. Más de 50 familias que habitan en La Siria, perteneciente al municipio de San Pedro han venido luchando a brazo partido para que las autoridades competentes le pongan este servicio tan necesario para mejorar la calidad de vida. Y lo que menos entienden es que a pocos kilómetros exista una hidroeléctrica…¡Plop!

Padres de familia y alumnos del Instituto Técnico Industrial Carlos Sarmiento Lora han visto con preocupación que los amigos de lo ajeno han regresado a cometer sus fechorías en los sitios aledaños a dicha institución educativa donde despojan de sus bicicletas, celulares y útiles escolares a los estudiantes que ingresan a este sector. El pedido a las autoridades de policía es que el patrullaje sea más constante, especialmente a la hora de entrada y salida de la jornada escolar… ¡Para tener en cuenta esta solicitud, mayor Mora!

Parece que las cámaras de seguridad que han instalado en Buga están solo de adorno. El incremento de la inseguridad está en pleno apogeo. Los últimos hechos de sangre así lo indican. Lo triste es que los culpables siguen sueltos y con el peligro que sigan cometiendo más delitos… ¡Hay que colaborar más con las autoridades!

Los tulueños siguen esperando que las autoridades de tránsito le pongan el tatequieto a las ambulancias que siguen abusando de la velocidad cuando se movilizan por las calles, sin respetar las señales de tránsito y una de ellas dejó una persona lesionada de consideración en la zona rural de la ciudad. Ese cuentico que porque llevan la sirena y luces prendidas les da derecho a no respetar los semáforos, es puro cuento. Las normas de tránsito son de cumplimiento para todos… ¡Pongá-mosnos serios, pues!

Se viene comentando en el norte del Valle que el próximo domingo 8 de julio se cerraría el tránsito vehicular en el puente de Guayabal, sobre el río Cauca que une los municipios de Zarzal y Roldanillo, por 15 días mientras se adelantan las obras de reparación de la losa del puente que está deteriorada, cuyas obras estarían a cargo del Ingenio Riopaila…¡Para estar atentos!

Sobre este tema existen opiniones encontradas, especialmente por la inconveniencia de su cierre total. En lo que todo el mundo está de acuerdo es que urge su reparación y ojalá su carpeta asfáltica sea cambiada totalmente. Lo importante es socializar, con la comunidad que se va a hacer en dicho puente… ¡Que todo el mundo lo sepa!

No pasa semana que en Tuluá no se presenten accidentes de tránsito con lesionados a bordo. Las razones son muchas. La velocidad, la impericia de los conductores y ahora los huecos también han resultado como culpables. La ciudad está llena de huecos y las promesas de repararlos aumentan, pero nada de nada… ¡Más acción y menos carreta!

Habitantes de Bosques de Maracaibo y San Benito han empezado a sufrir con las tarifas del servicio público con el cambio de estratificación que se está aplicando en Tuluá. Los residentes en estos sectores han visto cómo el recibo del servicio de acueducto le ha llegado con un incremento considerable al cambiarle el estrato de 2 a 3 y 3 a 4, respectivamente, y eso que no han visto lo que les espera con el resto de las facturas… ¡Qué susto!

Compartir: