El Tabloide

El Caucherazo

Parece que la inducción que recibieron los jurados de votación para las elecciones del domingo no fue la mejor porque varios no dieron “pie con bola”.

Luego de la jornada electoral del pasado domingo, donde los colombianos eligieron a los hombres y mujeres que dictarán las leyes en el próximo cuatrenio, se han suscitado los más variados comentarios al respecto… ¡Nadie se escapa!

El que más ha llevado del bulto es el Registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, todo por la falta de los tarjetones para la consulta partidista. Y como de costumbre, se lavó las manos y le echó la culpa al Ministerio de Hacienda… al final todo se olvidará… ¡Ni pa’allá voy a mirar!

Ahora solo hay que esperar que para las elecciones presidenciales de mayo todo marche sobre ruedas y no se presenten las acostumbradas quejas de los perdedores que siempre alegan fraude… ¡Para estar a ojo vivo!

Pero cuando hablan de brujas, que las hay las hay. En varios puntos de la geografía nacional se han empezado a descubrir que varias campañas políticas compraron votos, que en varias mesas los jurados hicieron chanchullo y muchos votos desaparecieron por arte de magia… ¡El que esté libre de culpa, que tire la primera piedra!

Luego de revisar la composición del elegido Congreso, las nuevas caras son escasas, o sea que serán los mismos con las mismas… ¿Cuándo iremos a aprender, por Dios?

Muy lamentado ha sido el fallecimiento del hijo de La Zulia, Jorge Luis Hortúa, el pasado lunes en la noche en la ciudad de Cali. Infinidad de mensajes de pésame nos han llegado a nuestro correo expresando el pesar por esta pérdida que ha sufrido el género popular… ¡Nos dejó consternados la noticia!

Las personas que diariamente transitan por la vía que desde el Colegio de Occidente conduce a la vereda El Cairo, rumbo a Tres Esquinas, siguen quejándose por la inseguridad que reina en dicho trayecto donde los atracadores despojan de sus pertenencias a quienes osan movilizarse a pie o en bicicleta, en especial en horas de la noche… ¡Mensaje para las autoridades de policía!

Preguntas pendejas. ¿Cuántas “casas estudio” similares a la de la senadora electa Aída Merlano, funcionarían el día de elecciones en el país?

¿Qué ha pasado con el Malecón del Río de la carrera 28 entre calles 27y 34 que todavía no comienza su construcción?

¿Y cuál es el futuro del centro cultural y residencial Torres del Río, aledaño a la calle 28?

¿Cuál será el “tapao” que le tiene el periodista Norvey Palacios al personero tulueño, Rubén Darío Benítez?

Los vecinos de los barrios El Jazmín y San Benito siguen esperando que los semáforos instalados hace ya varias semanas en la calle 29 con carrera 40, los pongan a funcionar… ¿O será que están allí para adornar el sector?

Varios sucesos delincuenciales se han presentando en el departamento del Valle del Cauca, donde los protagonistas han sido los habitantes de la calle que se disgustan cuando no se les da una moneda y atacan a los ciudadanos. Lo preocupante de esta situación, es que estos sucesos se han presentado en varias ciudades que ven cómo esta población aumenta con el paso de los días… ¡Para estar prevenidos!

Aunque Vélez, el alcalde, insiste en que los vendedores estacionarios y ambulantes están “muertos de la dicha” con la noticia que tendrán que abandonar sus puestos y ocupar los que les tiene preparados en el centro comercial Bicentenario, la mayoría opina en voz baja que “el palo no está para cucharas”. Mejor dicho la cuestión es de plata… ¡Plop!

La mayoría de los vendedores no tienen el millón de pesos que sería la cuota inicial que deben dar para separar el lugar donde venderían sus artículos. Y ahí es donde comienza la incertidumbre… ¡Duro el tajo!

Ahora los concejales tulueños, después de escuchar a los vendedores en la sesión del pasado jueves, están de acuerdo en buscarles un nuevo acercamiento con la Administración Municipal para darles un compás de espera sobre el tiempo en que deben trasladarse al centro comercial Bicentenario… ¡Sigue la novela!

Dos “papas calientes” por ahora tiene entre sus manos Vélez, el alcalde, la instalación de los vendedores ambulantes en el Bicentenario Plaza y la adecuación de los kioscos de los jugos, a orillas del río Tuluá, antes que llegue la 63 Feria de Tuluá en el mes de junio… ¿Le alcanzará el tiempo?

Son varios los interrogantes que rondan por la cabeza de los vendedores estacionarios que dudan en trasladarse al Bicentenario Plaza: ¿quién les garantiza que otros inquilinos no llegarían a ocupar los puestos que ellos dejan?, ¿Su acostumbrada clientela los irá a buscar al nuevo local?, ¿Podrán cumplir con sus nuevas obligaciones económicas?.. ¡Más de uno perdió el sueño!

Parece mentira, pero es cierto. En las sucursales bancarias no se consiguen billetes de la denominación de 100.000 pesos. Si los necesita, hay que encargarlos a los cajeros. Estos billetes se parecen a las monedas de mil pesos, que todas han ido a parar a las alcancías o al marranito… ¡Toda una novela!

A proposito. A la iniciativa de quitarle tres ceros al peso colombiano que se ha venido comentando en los últimos meses, hay que pararle bolas, no sea que el próximo gobierno que está a punto de comenzar retome esta idea y la vuelva una realidad y nos quedemos con todas esas monedas que tenemos en el marranito que de no cambiarlas a tiempo se quedarán sin ningun valor… ¡Para irlo pensando desde ya!

El intenso verano que ha venido azotando las llanuras del Valle del Cauca en las últimas semanas tiene en alerta a los organismos de socorro que temen que los incendios forestales se incrementen en la región y por tal motivo están solicitando a los ciudadanos que no realicen fogatas cuando salgan los fines de semana al campo, al acostumbrado “paseo de olla”… ¡No deje el fogón prendido!

Aunque no es una obligación usar el casco protector por parte de los ciclistas recreativos, sería muy conveniente que se lo pusieran para evitar lesiones cerebrales los practicantes de esta disciplina y en especial aquellos que usan la vía a La Marina, por el sector de El Picacho, son muy indisciplinados en sus travesías nocturnas… ¡Hay que cuidar la salud!

Pero no solo usar el casco protector, también es conveniente ponerse una lámpara para poder distinguirlos en la oscuridad… ¡Recomendaciones que nunca faltan!

Compartir: