Un ejemplar equino que participaba de la cabalgata de la Feria de Tuluá murió en la noche del jueves cuando finalizaba el recorrido. Las asociaciones animalistas empezaron a pronunciarse sobre el tema.

Un caballo que estaba valorado en 100 millones de pesos murió de un infarto cuando terminaba el recorrido de la cabalgata de la Feria de Tuluá que se realizó en la tarde de este jueves.

De acuerdo con lo establecido por El Tabloide el propietario del ejemplar es oriundo de Popayán, ciudad desde la que se desplazó junto al animal para participar del evento ferial.

Las asociaciones animalistas se empezaron a pronunciar sobre el tema y piden que se cancelen de manera definitiva las cabalgatas en la ciudad.

También te puede interesar:   Falleció el reconocido periodista Godofredo Sánchez
Compartir: