“… se aprovechan de los reubicados y por sumas ínfimas les están comprando sus derechos…”.

La palabra erario significa “recursos públicos” ósea los dineros que gracias al aporte de todos los ciudadanos llegan a las cuentas oficiales que manejan los empleados públicos, aportes que no son voluntarios, son los denominados tributos o impuestos que de forma obligatoria pagamos todos. Hasta el más humilde de los colombianos paga impuestos cuando compra una llanta para la bicicleta paga IVA, cuando carga gasolina a la moto paga sobretasa a la gasolina, y cuando compra una gaseosa en la tienda para industria y comercio etc.

En Tuluá con esos dineros públicos que son sagrados y son de todos se construyó el Bicentenario, un centro comercial proyectado como una solución definitiva para la ocupación del espacio público en el centro de la ciudad y a la vez propender por una mejor calidad de vida en beneficio de los comerciantes informales; hoy con el erario se da un avance significativo, quedan pendientes varias tareas para lograr lo esperado; que se solucione la reubicación a todos los comerciantes informales del centro de la ciudad que no han sido incluidos en el bicentenario, consolidar esta construcción como una alternativa real para los comerciantes reubicados donde ellos garanticen la creación de proyectos asociativos en su favor que asegure su capacidad de competir en el mercado y la presencia de clientes, y además queda pendiente blindar al centro comercial para que no sigamos observando como unos avivatos se aprovechan de los recientemente reubicados y por sumas ínfimas les están comprando sus derechos con el pretexto de que no tienen capital para surtirlos corriendo el riesgo de que en poco tiempo el bicentenario sea de unos pocos y los vendedores estén nuevamente en las calles de Tuluá en el rebusque, lo que significaría que con los dineros de todos se le montaría negocio a unos pocos.

Es deber también de todos los tulueños apoyar a los comerciantes reubicados y la forma de hacerlo es visitar y comprar en el “Bicentenario plaza” para que la inversión hecha con los dineros de todos sea eficiente, logremos mejores espacios públicos y apoyemos a los comerciantes reubicados.

También te puede interesar:   Urge infraestructura en barrios
Compartir: