Dos amigos que durante una semana planearon la realización de un trasteo hacia el municipio de Riofrío, nunca llegaron a imaginarse que todo terminaría en tragedia.

Abdón Valenzuela Ramírez y José Reinel Grajales Ospina

Las dos familias tulueñas que nunca se conocieron, hoy sufren el mismo dolor por la inesperada muerte de los hombres que como similitud tenían su amor por el transporte.
Como Abdón Valenzuela Ramírez y José Reinel Grajales Ospina fueron identificados los cuerpos de las personas que perecieron calcinadas en un accidente de tránsito registrado el pasado sábado en la vía Tuluá – Riofrío, a la altura del sector conocido como Pescado Caliente, hacia las 8 y 50 de la mañana aproximadamente. Las víctimas se desplazaban en un motocarro de color rojo y a esa hora hacían el tercer viaje del trasteo.
Valenzuela Ramírez, un hombre de 53 años de edad y quien presentaba quebrantos de salud por una diabetes que padecía, nunca había llegado a manejar el motocarro, pues era propietario de un Jeep Willys que trabajaba de manera independiente, señalaron sus familiares.
Ese día, su amigo José Reinel le pasó el motocarro para que lo ayudara a trastearse a Riofrío. Todo transcurría de manera normal hasta que se presentó el accidente en momentos en que realizaban el último viaje del acarreo.

Cuando hacían tránsito por el sector de Pescado Caliente, al parecer y en hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades de tránsito de la ciudad, el conductor del moto- carro perdió el control del vehículo, se volcó y en el deslizamiento se prendió en llamas que consumieron todo lo que llevaban, incluyendo los cuerpos de los dos transportadores.
Solo una motocicleta Honda C-70 de color rojo que llevaban en el acarreo logró salvarse del siniestro.

También te puede interesar:   Asesinados a bala en la zona rural de Trujillo

Las personas que transitaban en ese momento por el sector y que debieron presenciar el percance, no pudieron hacer nada por salvar a estos dos hombres pues la voracidad de las llamas lo impidieron.

La grafica muestra la magnitud de la emergencia registrada en la vía Tuluá-Riofrío, donde dos personas resultaron calcinadas.

Entre tanto, unidades de tránsito de la Villa de Céspedes que adelantaron las labores de inspección de los cuerpos, basan la investigación en varias hipótesis, como exceso de velocidad, un posible sobrepaso en la curva o una falla mecánica, entre otras.
De Abdón Valenzuela Ramírez se conoció que estaba casado con Luz Marina González, deja tres hijos, era natural del municipio de Riofrío y había nacido en el hogar conformado por Marco Antonio y Libia. Era el quinto de once hermanos, señalaron sus familiares.
Entre tanto, de José Reinel Grajales Ospina de 73 años de edad, se dijo que vivía solo en Tuluá y era el propietario del motocarro. Las autoridades se encuentran a la espera de la llegada de un hijo que se encuentra en Chile para culminar con las diligencias de ley y le puedan dar cristiana sepultura.

Compartir: