Se conoció una historia de superación e inclusión de un hombre de 22 años con Síndrome de Down que ajusta 2 años trabajando en el archivo de la administración municipal de Medellín. Hoy es el ejemplo de todos.

En medio de los 13 pisos y los empleados que diariamente laboran en la Alcaldía de Medellín, hay un hombre de 22 años que camina por los pasillos con una sonrisa a flor de piel y la amabilidad intacta se llama Federico, tiene 22 años, sufre de síndrome de down y es desde hace 2 años y medio, quien documenta los archivos y papeles administrativos del despacho del Alcalde.

Fede como lo conocen sus compañeros es el hijo mayor de una familia de Medellín, tiene 2 hermanas y es el orgullo de sus padres. Estudia técnica en archivo, le gusta la natación y el fútbol y recuerda que conoció al Alcalde de Medellín en un recorrido de ciudad con una camiseta que lo conmovió y llevó a trabajar en el área de archivo particular del Alcalde Gutiérrez.

Sus compañeros de trabajo aseguran que es el primer que llega a la oficina, se sienta y radica sin afán.

Selecciona los documentos, camina los 100 metros que lo separan de su jefe inmediato, donde siempre es recibido con alegría y un abrazo.

Fede y Fico comparten el mismo amor por la ciudad y aunque cada uno tiene claro su rol, Gutiérrez asegura que él es el jefe y lo anima como el día que lo conoció a seguir trabajando por la inclusión, por las oportunidades y el respeto por los demás.

También te puede interesar:   Hace 20 años la ortodoncia era lujo de pocos, empresa tulueña facilitó su acceso.
Compartir: