“…los cargos que hizo el senador Ernesto Macías, son hoy, trozos de discursos, palabras al viento…”.

La difamación contra la patria que los vasallos y áulicos del expresidente Uribe vienen adelantando, es apenas el preludio de lo que puede suceder. No le importó al Presidente del Congreso enlodar el nombre de Colombia ante los ilustres visitantes, con el pretexto de cuestionar la administración del presidente saliente Juan Manuel Santos. Algunos dicen que ese discurso fue autoría del señor Uribe Vélez, cuyo odio por el expresidente Santos, por no dejarse manejar, es indecible.

Dicho panfleto fue celebrado posteriormente ante la presencia del caudillo, con aplausos y burlas a los comentarios negativos hechos por los delegados de las naciones amigas. Lo cierto es, que los cargos que hizo el senador Ernesto Macías, son hoy, ante la comunidad internacional, trozos de discursos, palabras al viento, sospechas insinuadas, que quedan flotando en la conciencia pública.

Todo lo contrario, fue el discurso del señor Presidente Iván Duque Márquez, quien mostró su señorío y caballerosidad, cualidades que carece su mentor, mostró su visión política y administrativa con tesis no enmarcadas dentro del cuadro uribista. Pero no hay que dejar de pensar que los caudillos más vigorosos de la oposición contra Santos, sean más despechados, porque para nosotros, su violencia, su pasión, su ceguedad y su cólera, no debieran ser compartidas por las gentes serias y respetables, como el senador Jhon Hárold Suárez, quien no ha necesitado de arrodillarse ante ningún caudillo para ser alcalde por dos veces de la ciudad de Buga.

Lo cierto es, que la mayor parte de ellas, sin confesarlo, se sienten interpretadas por unas actitudes de dramática ferocidad. Son disolventes activos de la nacionalidad.
Habrá acuerdos o compromisos espontáneos, serían aquellos que fuesen necesarios para impedir el sacrificio de esa concepción republicana, como la paz, que cada día se acerca más a la realidad.

También te puede interesar:   A la luz de la verdad
Compartir: