El emblemático lago Chillicote, el único humedal con que cuenta la ciudad en su parte urbana, fue el escenario donde los grupos ecologistas, organizaciones no gubernamentales y entidades públicas, conmemoraron el Día Mundial de los Humedales celebrado el pasado viernes. Los asistentes desarrollaron por el lugar una caminata ecológica y ofrecieron actividades de gratitud a la madre tierra.

El Día Mundial de los Humedales fue adoptado por la Convención sobre los Humedales el 2 de febrero de 1971, fecha desde la cual se desarrollan diversas jornadas en procura de conservar este sistema ecológico que tiene como eje central el agua. En Tuluá su organización corrió a cargo de la Asociación de Usuarios del Humedal del Lago Chillicote.

También te puede interesar:   Una casa tulueña hecha pesebre
Compartir: