El Tabloide

Día clave para Lula da Silva: La Justicia brasileña decide si es detenido o sigue en libertad

En manos de once magistrados está la decisión de mantenerlo o privarlo de la carrera presidencial.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil decide hoy acerca del pedido de ‘habeas corpus’ preventivo, presentado por los abogados del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, como última parada en el juicio en segunda instancia, que se le sigue por el caso de un departamento triplex.

Luego de que una medida similar le fuera negada el 6 de marzo por el Superior Tribunal de Justicia (STJ), sumada al rechazo de los recursos de apelación presentados por su defensa en el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) el 26 de marzo, Lula estaría a un paso de la prisión.

De esta forma, se reducen las opciones para que mantenga su opción como candidato a la Presidencia de esa nación latinoamericana.

Las opciones de Lula

Un análisis publicado por el sitio de noticias Brasil de Fato explica que si la mayoría de los once magistrados vota a favor del ‘habeas corpus’ para Lula, únicamente podría ser condenado a prisión una vez agotados todos los recursos de apelaciónen todas las instancias judiciales. Con lo que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) aún podría aspirar a la Presidencia.

Protesta el día de la apelación de Lula da Silva contra la condena de corrupción. Porto Alegre, 24 de enero de 2018. / Paulo Whitaker / Reuters

En caso contrario, Lula podrá ser detenido en cualquier momento, haciendo inviable su candidatura presidencial.

El juicio por un departamento triplex

Lula fue acusado de corrupción pasiva, un delito según el cual un funcionario público realizó, o deja de realizar, un acto de su competencia a cambio de algún beneficio.

En medio de la sonada operación Lava Jato (‘lavado a presión’), el expresidente de Brasil fue acusado de recibir un departamento triplex de lujo frente a la playa, en el Condominio Solaris, en Guarujá (municipio del estado de San Pablo).

Sin embargo, a lo largo de juicio no se logró demostrar que Lula fuese el propietario del inmueble y tampoco se pudo identificar cuál fue el acto o la omisión que habría dado origen al recibimiento de ese departamento.

Hace algunas horas, Lula manifestó a través de la red social Twitter que su único deseo es que se haga justicia. “Espero que la Corte Suprema solo haga justicia. No quiero un beneficio personal. Quiero ser juzgado sobre los méritos del proceso”, escribió.

Compartir: