En razón a los constantes operativos que desarrolla diariamente el Departamento de Movilidad y Seguridad Vial en las calles de la ciudad, los patios donde se conducen las motos y automotores retenidos por distintas infracciones están cada vez más atestados de estos vehículos.

De acuerdo con el director de esa dependencia, Javier Martínez Orive, los tulueños siguen siendo muy indisciplinados en materia de respeto a las normas de tránsito y por ello se incautan alrededor de 15 motos diarias por distintas razones pero especialmente por violar el decreto de prohibición de circulación en las madrugadas.

Ante el cúmulo de motos en los patios, el funcionario está estudiando un plan de depuración para darles de baja a aquellos aparatos que llevan allí varios años y que se encuentran deteriorados por el paso del tiempo y los efectos climáticos.

También te puede interesar:   En accidente de tránsito murió deportista bugeño
Compartir: