Funcionarios de la Secretaría de Gobierno Municipal, pertenecientes a la división de Espacio Público, demolieron esta semana dos casetas que se hallaban abandonadas y en mal estado, a un costado del cementerio Campo de Paz Los Olivos.

De acuerdo con Johonny Alder Sánchez, funcionario de esa dependencia, la demolición se llevó a cabo en razón a que este tipo de casetas estaban generando inseguridad en el sector por cuanto eran ocupadas por habitantes de calle a la vez que de refugio temporal de individuos para la comisión de atracos a estudiantes universitarios y personas que se movilizaban por allí en horas de la noche.

El funcionario anunció que a los propietarios de las casetas que aún quedan allí, se les anunció que, una vez se construya la Terminal de Transportes, sus negocios serán trasladados allí.

También te puede interesar:   Vuelve y juega, nuevo calendario escolar
Compartir: