En un misterio se ha convertido para familiares y amigos, la extraña muerte de un electricista en esta localidad el pasado miércoles, de acuerdo con el reporte de las autoridades judiciales del Cuarto Distrito.
Según los reportes judiciales, el caso que mantiene consternada a la comunidad en el sector de Guadualito toca a una conocida familia de la población que nunca llegó a imaginar que uno de sus integrantes tomaría la fatal decisión de acabar con su vida.

La víctima en esta oportunidad fue identificada en las diligencias de ley como Edwin Andrés Morales Palomino.
Desde muy joven se dedicó a trabajar en el oficio de la electricidad y hacía parte de las empresas contratista que prestan sus servicios a la EPSA en las poblaciones del norte del Valle.
Morales Palominos de 38 años de edad, fue hallado el pasado miércoles en la noche pendiendo de una de las vigas del techo de su apartamento.

El hallazgo de su cuerpo fue realizado por uno de sus familiares que llegó pasadas las siete de la noche a su casa y se encontró con la dolorosa escena.
Este hombre había laborado normalmente y no mostró cambios en su actitud, siempre mantuvo el ánimo arriba y no desfalleció en su servicio, permaneció activo y dispuesto como era su característica, señalaron sus compañeros de trabajo.
Por su parte, conocidos y allegados manifestaron que la determinación de ponerle fin a su vida es inexplicable, pues no le conocieron de problemas de índole económico, familiar, pasional o de salud, lo que convierte este hecho en una incertidumbre.

Edwin Andrés Morales Palomino laboraba desde hacía varios años para las empresas contratista de energía en el norte del Valle, se encontraba soltero y no deja hijos, se conoció finalmente por parte de sus allegados.
Sus familiares en medio de un masivo acompañamiento le dieron el último adiós en la tarde de ayer viernes, en esta localidad del norte del Valle del Cauca.

También te puede interesar:   Pareja pierden la vida en un choque
Compartir: