“…el pueblo colombiano encuentra en el fútbol un estímulo para sanar heridas y unir corazones…”.

Sin duda, el martes 10 de octubre del año en curso marca un punto importante en la historia deportiva de Colombia. En dicha fecha, miles de personas seguimos el desarrollo del partido Perú-Colombia, juego que definía el destino de nuestro país, en cuanto a su participación en el campeonato mundial de balompié que tendrá lugar el próximo año en Rusia. La apertura del score por parte del combinado patrio nos llenó de alegría y de esperanzas. Sin embargo, el empate conseguido por los Incas nos sumió en suspenso y preocupación.

Dicha igualdad trajo a la memoria el inesperado desenlace del partido Colombia-Paraguay, realizado el 5 del presente mes en Barranquilla. En aquella ocasión, nuestra selección empezó ganando, luego el equipo Guaraní empató el marcador y cuando se creía que por lo menos nuestro equipo se llevaría un punto, los paraguayos anotaron un segundo gol en las postrimerías de la confrontación, guarismo que dejó al país entero en suspenso, el mismo que generó toda clase de comentarios por la performance de los nuestros, y que solo se superó después del empate conseguido en Lima, el pasado 10 de este mes.

Desde luego, los resultados de otros encuentros favorecieron nuestros intereses. Así por ejemplo, el triunfo del onceno carioca sobre los australes, la victoria de Argentina sobre el Ecuador y la inesperada derrota del Paraguay frente a Venezuela, contribuyeron al logro de la anhelada clasificación a otro torneo mundialista. Por supuesto, en esta conquista se debe destacar la dedicación de cada uno de los integrantes de nuestra selección, quienes no escatimaron esfuerzos para alcanzar esta meta tan loable.

Sin subestimar el rol ya destacado de los integrantes del equipo, merecen especial mención James Rodríguez y Falcao, quienes con su liderazgo y su posicionamiento internacional coadyuvaron a la conquista en cuestión; no en vano Falcao ha sido incluido en la lista de los 30 mejores jugadores del mundo, listado preparado por expertos del fútbol. Es un hecho que todo proceso es susceptible de mejora; por ello, en lo que resta para el inicio de la copa mundial, nuestro equipo tendrá que afinar detalles bajo la experticia del cuerpo técnico. Estos reajustes redundarán en el rendimiento del equipo para proporcionar regocijo al pueblo colombiano, que encuentra en el fútbol un estímulo para sanar heridas y unir corazones.

También te puede interesar:   ¿Gobierno usurero?
Compartir: