Unidade militar perteneciente al Batallón de Alta Montaña No. 10 hicieron presencia esta semana la Villa de Céspedes desarrollando el Plan Semáforo, como mecanismo para hacer contacto directo con la población civil, estableciéndose un canal directo para escuchar sus inquietudes y difundir información institucional.

La presencia militar en las calles tulueñas contribuye además a generar percepción de seguridad así como confianza entre la comunidad que, ante las distintas acciones delincuenciales, ha reclamado la presencia de las autoridades y un accionar más eficaz contra el delito.

También te puede interesar:   Arrancó la nueva Terminal de Tuluá, con un costo alrededor de $ 19 mil millones de pesos
Compartir: