Los habitantes del bario Popular de Tuluá hacen el llamado de atención a las autoridades locales para que intervengan en el sector de la carrera 28, a la altura de la escuela San Judas Tadeo, donde varias personas se han tomado las paredes de la sede educativa armando cambuches que además de afear el entorno generan sensación de inseguridad.

Informaciones conocidas por este medio indican que la problemática ha ido aumentando pues antes era un tramo del muro y ahora la ocupación se ha extendido a lo largo de la estructura. Como en Colombia se suele decir que la costumbre es ley, se formula esta queja para que las autoridades actúen de manera inmediata.

También te puede interesar:   Jardín Botánico cumple 50 años
Compartir: