Lo que es una decisión estética puede convertirse en un problema serio de salud si no tenemos en cuenta los riesgos que conllevan los tatuajes.

Los tatuajes han dejado de ser un tabú de nuestra sociedad y se han convertido en algo muy común en personas de diferentes edades, por eso es importante conocer sus implicaciones médicas.

Son varios los cuidados médicos que las personas que se realizan tatuajes deben tener, especialmente en los días posteriores a la realización. Según Astrid Ruiz, médico dermatóloga de Colsanitas, “la principal preocupación, aunque no la única, de una persona que se realiza un tatuaje, es protegerlo de posibles infecciones. Para esto es trascendental realizárselo en un establecimiento que cumpla todos los requisitos de salubridad y con profesionales calificados”.

Arizona trae muy buenos recuerdos a Kyle

Arizona trae muy buenos recuerdos a Kyle

 

Aunque en la actualidad ya existen procedimientos que permiten remover los tatuajes, es importante conocer que para realizarlos se necesita de profesionales altamente calificados y equipos de última tecnología, y aun así, es posible que queden secuelas en la piel. A continuación ocho aspectos sobre los tatuajes y la salud que deben ser conocidos.

¿Qué son los tatuajes?

Son el depósito o implantación de gránulos de pigmento de manera permanente en la piel con propósitos cosméticos (tatuajes decorativos y maquillaje permanente) o terapéuticos (tatuajes médicos).

Implicaciones médicas

La implicación más importante es desde el punto de vista inmunológico. El pigmento es una sustancia externa y extraña para la piel, al depositarse en ella puede causar diversas respuestas inmunológicas anómalas como reacciones inflamatorias, reacciones alérgicas y reacciones granulomatosas. Estas respuestas pueden quedarse localizadas en la zona del tatuaje o hacerse sistémicas.

Cuidados necesarios

Lo más importante es realizárselo en un sitio donde se cumplan las normas de asepsia y antisepsia para este tipo de procedimientos. No se debe realizar en áreas de piel con heridas o excoriaciones
Posterior a su realización, se debe usar crema hidratante varias veces al día y se debe evitar la exposición al sol directo durante un mes.

Alteraciones que puede generar

Pueden presentarse de forma localizada sólo en la piel tatuada o en la piel a distancia. También puede haber infecciones localizadas y sistémicas.
Aunque se presenta con menor frecuencia, los tatuajes pueden generar la inoculación de virus como la hepatitis B y C,  virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), virus del papiloma humano (VPH) o Herpes virus (HSV).

Desarrollo de tumores

Pueden llegar a desarrollarse tumores benignos en la zona del tatuaje, tales como, queratosis seborreicas, quistes epidérmicos y quistes de millium. También pueden desarrollarse tumores malignos como carcinoma basocelular, queratoacantoma, carcinoma escamocelular y melanoma.

Donación de sangre

Las personas que se han realizado tatuajes no deben donar sangre, esto debido a que el paciente tatuado entra en un grupo de riesgo de contagio.

Tipos de tatuajes

Aunque los más conocidos son aquellos que las personas se hacen por gusto, es importante saber que los procedimientos estéticos como el maquillaje permanente también son tatuajes que requieren de los cuidados mencionados anteriormente. Por otro lado, están los tatuajes terapéuticos, que son aquellos que tienen fines médicos.

 

También te puede interesar:   La última estética masculina, los ‘espornosexuales’
Compartir: