El video de la canción “Lo mató el amor” fue la última publicación que hizo en su perfil. La víctima se despidió de sus amigos, a través de la red social de Facebook, días antes de su suicidio.

Un reconocido fotógrafo de esta localidad fue hallado sin vida en un sector boscoso y solitario de la Ciudad Señora, en la tarde noche del jueves. Indican las autoridades, que el cuerpo fue hallado gracias a las infor-maciones de ciudadanos que lo descubrieron cuando caminaban por el sector de la Loma de la Cruz, en inmediaciones al sendero peatonal de la parte baja del barrio Altobonito.

El infortunado hombre fue identificado como Norbey Valencia Aguirre, un profesional de fotografia de 45 años de edad, cuya muerte podría obedecer a un suicidio, pues el cuerpo presentaba un disparo en la cabeza y el arma a un costado de su cuerpo.

Sus amigos se mostraron consternados con el hecho, pues algunos conocían de la tristeza y depresión por la que atravesaba en los últimos días, pero ninguno llegó a imaginar que tomaria la fatal decisión.
En el Facebook de Valencia, se aprecia una despedida que realizó a sus amigos y a los que no, donde nombra a cada uno de ellos, manifestación que fue dejada el martes 2 de octubre, hacia las 2 y 41 de la tarde.

Desde hacía algún tiempo Norbey Valencia daba a conocer su descontento con la vida y todo indica que su decisión podría obedecer a una desilusión amorosa. Otras versiones entregadas señalan que la determinación pudo obedecer a problemas de salud.

Varios de sus amigos, en respuesta a sus escritos, trataron de estabilizarlo emocionalmente, pero siempre escucharon una frase tranquilizante de parte de él. Un día antes de acabar con su vida, subió a su Facebook, a las tres de la tarde, la canción “Lo mató el amor”, del grupo Nuevo Revelación y que en uno de sus párrafos dice: “Yo me quiero tomar un veneno y acabar con la vida. No me queda qué hacer en el mundo…”
Este bugueño, hijo de una familia campesina, era un hombre entregado a la fotografía y el fortalecimiento físico de su cuerpo.

La segunda pasión, desde hacía varios días, la había dejado de lado pues al gimnasio que frecuentaba para hacer sus rutinas deportivas no volvió, pese a los llamados y peticiones de sus compañeros y amigos.
Por su parte, quienes conocieron su trabajo fotográfico, lo describen como un profesional apasionado, pues le gustaba innovar en lo que hacía, estar pendiente de los nuevos estilos y avances tecnológicos.

También te puede interesar:   Asesinan a director del hospital de Florida Valle en la mañana de este miércoles
Compartir: