Los comerciantes formales denuncian competencia desleal de los llamados maneros o jaladores, pero estos dicen que están siendo perseguidos por la Policía que les aplica un artículo del nuevo Código Nacional.

A pocos metros del camerín donde vigilante de sus fieles permanece la imagen del Señor de los Milagrosos, el referente religioso y turístico más importante del occidente colombiano, se libra por estos días una batalla en la que están enfrentados los comerciantes y los maneros, jaladores o patinadores que prestan sus servicios a un centro comercial que funciona a un costado de la Plaza de Lourdes.

De acuerdo con las declaraciones que Víctor Manuel Rivera le entregó a Bugavisión Noticias, desde la aparición del nuevo Código Nacional de Policía, los integrantes de la asociación en la que se agrupan están siendo perseguidos por las autoridades, a tal punto que les han aplicado comparendos cuyo costos alcanzan hasta los 800 mil pesos.
“Esta es una actividad que venimos ejerciendo desde hace 18 años cuando se creó el centro comercial para agrupar a los vendedores que antes estaban en la plaza contigua a la basílica, pero ahora somos señalados y perseguidos con base en un artículo de esa norma” señaló Rivera.
En los mismos términos se pronunció Lina Marcela Azcárate, administradora del Centro Comercial Casa Molina tras calificar como injusta la persecución y los señalamientos.

Competencia desleal

En la otra orilla está el grupo de comerciantes agrupados por fuera de Casa Molina y quienes señalan la competencia desleal por parte de los jaladores quienes no respetan a los turistas que llegan a sus negocios.
Con videos Juan Agustín Lorza, vicepresidente de la asociación, muestra cómo algunos de los jaladores se llevan a los clientes de los locales y lo que es peor traen la mercancía desde el centro comercial, práctica que está prohibida.
“El tema lo hemos denunciado ante todas las instancias pero la verdad los controles son temporales” asegura Lorza tras indicar que esa actividad deja pérdidas millonarias a los comerciantes que tributan y pagan millonarios arrendos” aseguró el voceró.

Por su parte, el comandante del Primer Distrito de Policía, Andrés Serna anunció que los controles seguirán pues la labor de los jaladores a la luz del Nuevo Código de Policia es ilegal.

También te puede interesar:   De Guadualejo a "guaduaseco", sesenta años de sequía en una vereda del municipio de San Pedro
Compartir: