¿Cómo solicitar empleo de forma exitosa a través de un correo electrónico?

Si sigue estos consejos, su comunicación para encontrar trabajo por email va a ser más fructífera.
TRABAJO por Correo electrónicoEs muy probable que en algún momento de nuestras vidas hayamos tenido que pedir un favor a un desconocido por email; eso es parte de la vida laboral, estudiantil y personal. La situación puede resultar incómoda si no sabemos qué escribir, o si en el mensaje nos faltó tacto y solo hasta después de enviar el email nos dimos cuenta.

Tenga en cuenta que un primer correo es equivalente a una primera impresión, la forma en la que lo hagamos puede definir el éxito de nuestras iniciativas. Si se trata de un correo importante, seguramente quien lo recibe es una persona ocupada por lo que, aunque lo vea, es difícil que su correo sea leído, incluso si lo hace tampoco es sencillo que se lo responda.
Su correo tiene que destacarse, pues no todos los mensajes en la bandeja de entrada de una persona reciben la misma importancia. Enseguida le damos algunos consejos para que logre lo que desea al comunicarse.
Póngale cuidado al “asunto”: no ponga algo genérico como: ‘trabajo’, ‘solicitud’, ‘hoja de vida’, pues hay miles de personas enviando hojas de vida, solicitudes o buscando trabajo. Lo mejor es escribir algo que lo identifique y sea fácil de recordar, por ejemplo puede demostrar su interés poniendo algo como “aspirante al puesto de productor, interesado en el nuevo proyecto”. No olvide que el asunto es una pista que el lector usa para saber si abrir el email o no.
Comience con un saludo: así tiene que empezar la primera frase de su correo, puede poner “cordial saludo” o “buenas tardes Carlos”, dependiendo de la formalidad de la situación, sin embargo nunca comience un correo sin saludar, a menos de que se haya establecido una conversación con varios emails.
El correo tiene que ser corto: su correo tiene que respetar el tiempo del receptor, esta es una condición para el diálogo. Para lograrlo tiene que ser claro con lo que quiere, por ejemplo puede poner: “hola mi nombre es Arturo, estoy interesado en trabajar en su compañía porque ha demostrado liderazgo en el sector y considero que puedo aportar, ¿Podría atenderme durante 10 minutos por teléfono?”.
“La idea es que la persona pueda tener una idea en unas cuatro o cinco líneas sobre lo que la persona haya hecho en términos de experiencia”, asegura Laura Alba HR Business Partner de la Michael Page, compañía encargada de selección de talento. Piense muy bien lo que va a decir, pues no vale la pena desgastar a alguien haciendo preguntas que usted pudo haber resuelto por su cuenta.
Póngase en los zapatos de quien recibe el email: ¿Tiene algún dato que le dé una idea quien es el que lo va a leer? Es muy probable que esa persona reciba muchos correos, que le pidan muchos favores y que tenga poco tiempo libre. Como también es probable que esa persona le pueda ayudar si se trata de algo rápido.
Recuerde también que su petición puede no ser única, ni la primera de ese tipo. La persona a quien escribe seguramente está acostumbrado a recibir cumplidos, así que no se exceda en ellos ni tampoco sea muy escueto, “Para llegarle al interlocutor es importante evitar el exceso de confianza y la formalidad extrema. No se debe escribir ‘hola Juan’ cuando no conocen a Juan, tampoco poner un abrazo o un beso, al ser muy formal puedes mostrar inseguridad, si le estás escribiendo es porque sabes que tienes algo para aportar”, precisa Alba.
Dirija el correo a una persona específica: cuando se trata de un correo del tipo director@empresaexitosa.es aunque resulta práctico escribir “Hola a todos”, no es muy recomendable. Es una ventaja si de antemano sabe quién le va a contestar, si por ejemplo hay dos personas a cargo escríbale a los dos.
Construya un vínculo: hágalo antes de ir directamente al negocio, no es necesario que escriba varios correos antes de ir al grano o se espere para conocer a su interlocutor en persona, lo puede hacer con un par de líneas introductorias que hablen de usted, algo así como: “soy una persona que trabaja en el área comercial, me gusta lo que su empresa ha hecho en el área de la minería durante los últimos cinco años en el país, eso me ha dado ideas en mi vida personal”. Si quiere dar un elogio, lo mejor es que lo haga sobre algo específico, pues es altamente probable que ya muchos le hayan escrito a su interlocutor mensajes del tipo “felicidades por su trabajo y aporte”.
Mantenga el mensaje corto y directo: por nada del mundo le cuente la historia de su vida, no crea que al dar más y más detalles van a aumentar los chances de tener una respuesta, un bloque de texto puede abrumar a su receptor incluso antes de que comience a leerlo. Trate de que su correo no tome más de 5 minutos en ser leído
Sea claro con lo que está pidiendo: no escriba algo del tipo: “me gusta su empresa, siento que puede encajar bien con lo que yo hago, deberíamos ser compañeros o algo ¿Tiene alguna idea sobre cómo podemos trabajar conjuntamente?”. Si usted está contactando a alguien es su responsabilidad tener iniciativa, trate de ser específico con sus intereses y proponga ideas.
Tampoco trate de ser misterioso escribiendo cosas como: “tengo una idea increíble para mejorar las ventas. Si está interesado escríbame para saber más”, pues si usted no ha hecho contacto con su interlocutor ¿Qué le hace pensar que esa persona confía en usted como para gastar tiempo escribiéndole?
Detalles para no olvidar: si tiene página web o presencia en las redes sociales ponga el link, haga las cosas fáciles para su receptor. También relea el correo antes de enviarlo para evitar errores de ortografía que pueden resultar incómodos.

También te podría interesar...

Portada ediciones anteriores