La vía construida sobre la bocatoma de Voladores apareció ante la mirada incredula de la comunidad andaluza.

 

La gráfica muestra partes de la carretera que se construyó sobre uno de los muros de la bocatoma de Voladeros y por la que nadie responde hasta ahora. Por fortuna una creciente del río Bugalagrande la destruyó parcialmente.

En el municipio de Andalucía centro del Valle ronda el misterio, pues de la noche a la mañana apareció una carretera debidamente construída y compactada sobre el azú, uno de los muros transversales que hacen parte de las bases de la bocato-ma de Voladeros, una obra que pareció congelarse en el tiempo.

Jorge Enrique González, abogado y representante de la fundación Los Azahares, señaló que este episodio resulta lamentable, no solo por la construcción de la carretera por encima de la estructura, sino porque ahora no aparece quién la construyó.

“Las evidencias gráficas demuestran que la obra no se hizo con pica y pala y resulta increible que nadie haya visto nada” precisó González. Agregó que “ni la CVC como máxima autoridad ambiental ni Acuavalle como responsable de la obra se pronunciaron ante la denuncia”

Hay desespero

Este nuevo episodio que se presenta reabrió el debate sobre la lentitud pasmosa de una obra cuya inversión por parte del Fondo Nacional de Adaptación asignó cinco mil millones de pesos y desde finales de 2017 el gerente de Acuavalle, Gui-llermo Arbey Rodríguez indicó que la obra le restaba un 10% para su culminación.
“Es una falta de respeto con la comunidad de Andalucía y Bugalagrande que se juegue con los anhelos de contar con una bocatoma digna” puntualizó el abogado González.

También te puede interesar:   Estudiantes de literatura de la Univalle en Buga piden intervención del Ministerio
Compartir: