Karen Abudinen, directora del ICBF lamentó el número de menores lesionados por utilización de pólvora en todo el país, y especialmente en Valle del Cauca, que tiene el mayor registro con 16 casos.

Advirtió que ya se adelantan varias investigaciones con los padres de familia que por negligencia o complicidad, permitieron que sus hijos resultaran afectados. Es por eso que hace un llamado urgente 20 alcaldes de Valle del Cauca que no han emitido el decreto para prohibir la venta de estos elementos para que lo hagan de manera inmediata.

Según la funcionaria, el número total de niños y adolescentes en todo el país tiene un aumento considerable con 97 episodios, lo que genera una seria preocupación entre las entidades de salud de los 32 departamentos del país, en donde pese a las campañas, este número tiende a seguir creciendo.

“Omitir medidas de restricción a la venta en los municipios es atentar en contra de la vida de los niños. Nos preocupa esto en el Valle del Cauca. Estamos exponiendo sus vidas, en contra de su integridad. La pólvora no es un juego”, advirtió la funcionaria.

No obstante realizó un llamado a los padres de familia para que también participen en la vigilancia y cuidado de los menores. Según sus registros, ya hay nueve casos de restitución de derechos en el territorio nacional, varias de ellas en el departamento.

Al Valle del Cauca, le sigue en el segundo lugar el departamento de Cauca, con un total de nueve menores afectados.

También te puede interesar:   No compre mascota, adopte una
Compartir: