El Tabloide

Colombia vence 1-0 a Senegal y avanza en el Mundial de Rusia

Tras un tiro de esquina el central del Barcelona gana de cabeza y decreta la victoria parcial.

‘Sí, sí Colombia’. Se vale gritar, reír, llorar de alegría… ¡Se vale todo! La Selección Colombia logró este jueves su clasificación a los octavos de final del Mundial Rusia 2018, luego de vencer a Senegal (1-0), en partido de la tercera fecha del Grupo H, disputado en el estadio Samara Arena.

Con los nervios a flor de piel, la primera parte no resultó favorable para el equipo nacional. Caso contrario para su rival, que controló el balón, tuvo las situaciones más claras de gol y exhibió un mejor fútbol.

Mané, Baldé y Niang llevaron la batuta del juego. Su despliegue físico y la concentración del bloque defensivo contrarrestaron el trabajo de Carlos Sánchez y Mateus Uribe en la recuperación; así como el de Cuadrado y Arias en la proyección al ataque.

Se jugó en el área de Ospina, donde incluso el juez serbio Milorad Mazic sancionó un penalti que ameritó ser revisado por el VAR, situación que llevó al propio colegiado a retractarse; volvió el alma al cuerpo de los asistentes al estadio, al cuerpo de los casi 50 millones de colombianos.

Optimismo y esperanza entre la afición, en la cual se ahogó el grito de gol tras un cabezazo de Falcao que pasó por encima del travesaño. En el campo, todo igual: Senegal con el control del esférico y Colombia intentando equiparar el compromiso, incluso tras la salida de James por lesión (Muriel entró en su lugar).

Así acabaron los primeros 45 minutos.

Para la etapa complementaria, los de Pékerman saltaron al campo con otra actitud, con la intención de desequilibrar la balanza a su favor.

El balón por el piso, los laterales más volcados en la ofensiva y un juego mucho más rápido. Así fue como Colombia llevó riesgo al arco contrario. Primero con un disparo de Muriel que fue desviado en el camino. Luego con un cabezazo que no pudo conectar con comodidad Falcao.

Por esa misma vía llegó la apertura del marcador. Esta vez, Quintero ejecutó un tiro de esquina y por los cielos, como impulsado por un puñado de corazones, apareció el gran Yerry Mina para embocar el esférico en el fondo de la red. ¡Gooool! Gol y delirio en el pueblo colombiano.     

Casi inmediatamente llegaron dos situaciones de riesgo para Senegal. En ambos casos, y como siempre lo hace, respondió de manera brillante Ospina. El portero del Arsenal defendió su portería como una fiera, como si se tratara de la final de la Copa del Mundo.  

No hubo más. Colombia ganó y se clasificó como líder de su grupo (6 puntos).

El sueño tricolor continúa… Ahora, en octavos, Colombia espera por el segundo del Grupo G que sería Bélgica o Inglaterra, según quede establecido tras el compromiso que disputen ambos equipos este mismo jueves, sobre la 1:00 p.m.

Compartir: