Las acciones legales por el no pago de los impuesto van a continuar en el año 2018 para recuperar la cartera.

Luego de agotar todas las invitaciones, llamados y emplazamientos para que los morosos del impuesto automotor se pusieran al día con sus obligaciones, la Unidad de Rentas de la Gobernación del departamento inició al embargo de las cuentas bancarias de 8.970 contribuyentes que hicieron caso omiso a los pagos.

La información fue entregada por la gerente de la Unidad de Rentas, Martha Isabel Ramírez Salamanca quien precisó que durante el año 2016 se hizo un trabajo importante sobre las vigencias 2007 y 2008 en la recuperación de expedientes físicos con el fin de sacar adelante el proceso coactivo que hoy da como resultado, como lo indica la norma, unos embargos a los contribuyentes que hicieron caso omiso al pago de su obligación del impuesto vehicular.

“Los embargos ascienden a los $16.000 millones, recursos que el departamento ha dejado de recibir afectando así la inversión en los diferentes programas sociales que maneja el Gobierno del Valle” dijo Ramírez Salamanca
“Estamos invitando a toda la ciudadanía que ha sido notificada a que se acerque y haga el respectivo pago, así nosotros podemos hacer el proceso de de-sembargo de sus cuentas”, agregó.
De otro lado indicó que de no ponerse al día, los contribuyentes morosos también corren el riesgo que les sean incautados sus vehículos.
“Inicialmente hemos hecho el embargo de las cuentas bancarias, pero vamos a utilizar de manera posterior la herramienta que nos dio el nuevo Estatuto Tributario en el tema de incautación de los vehículos de los contribuyentes que definitivamente no accedan al pago de sus impuestos”, puntualizó la funcionaria.

También te puede interesar:   Alcalde de Sevilla convocará a consulta popular por minería
Compartir: