El Tabloide

Club de Leones llora la pérdida de dos servidores

La clase más vulnerable y en especial el servicio social, perdieron esta semana a dos personas que se habían convertido en ángeles guardianes para muchos en el municipio de Roldanillo.  “Personas de un corazón inmenso, de gran sentido social y de entrega a los más necesitados, así recordaremos siempre a esta pareja de esposos que no solo los unió el amor sino también su entrega por el bienestar del otro”, indicó uno de los compañeros leonistas en la Tierra del Alma donde residían los accidentados.

Miguel Arcángel Villegas y Ruby García de Villegas, como fueron identificadas estas dos personas, el viernes de la semana pasada sufrieron un accidente de tránsito cuando se desplazaban por la Troncal del Pacífico entre el corregimiento de Mediacanoa en Yotoco y el municipio de Riofrío en el centro del Valle.

Los esposos habían participado en una convención distrital del club de Leones en la ciudad de Cali, a donde asistieron miembros de siete departamentos. Decidieron quedarse en la capital vallecaucana para realizar otras diligencias de carácter personal, pero a su regreso hacia el municipio de Roldanillo, donde residían y hacían parte desde hace 35 años del club de Leones, se presentó la tragedia

El percance se presentó hacia el mediodía del viernes de la semana anterior, cuando al parecer una falla mecánica en el sistema de la dirección le hizo perder el control del vehículo Chevrolet Spark de placa CEW-512 a su conductora, por lo qué choco contra la baranda de un puente.

Gravemente herida la pareja fue auxiliada y llevada hasta el hospital San José en Buga, al igual que la hija de ambos que hacía de conductora. Sin embargo el pasado sábado, hacia las siete de la mañana, se registró el deceso de la señora Ruby García de Villegas, lo que desató el dolor y la angustia entre los habitantes de Roldanillo.

Cuando se cumplían las exequias de la infortunada mujer, el pasado lunes, los asistentes recibieron la noticia de la muerte de Miguel Arcángel Villegas, lo que generó mayor dolor entre sus familiares, amigos y compañeros leonistas. Doña Ruby García siempre tuvo vocación de servicio a los demás, al más necesitado, su don de gente la llevó a integrar grupos sociales como las Damas Rosadas, la organización San Vicente de Paul y el Club de Leones Roldanillo Monarca.

Entre tanto, Miguel Arcángel era pensionado del banco Cafetero donde laboró como gerente por muchos años. Sus amigos y allegados lo recordarán como esa persona alegre, servicial, trabajadora y de gran sentido social. En el interior del Club de Leones de Roldanillo se desempeñó además de voluntario como tesorero y revisor fiscal.

La pareja de esposos era oriunda del municipio de Sevilla y desde hacía algo más de 50 años vivía en Roldanillo. Dejan cuatro hijos y cuatro nietos, además del gran reconocimiento de las clases sociales menos favorecidas de la Tierra del Alma que vio en ellos la esperanza y el bienestar a sus necesidades.

Compartir: