Más de 40 productos de la canasta serían gravados con este impuesto que lesionaría al ciudadano de escasos recursos. Las tarifas de taxi y busetas también tendrían el 19% del IVA, afectando las clases menos favorecidas.

Productos de alto consumo diario en los hogares como la leche, la carne, las frutas y hasta el internet serían afectados por el IVA.

Cuarenta y un productos de la canasta familiar que actualmente están exentos de IVA, serían gravados con este impuesto según el anuncio hecho por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla la semana anterior. «Por qué no gravar toda la canasta familiar y devolverles a los hogares vulnerables algunos de los recursos» fue su propuesta. Las voces de protesta no se hicieron esperar y en Tuluá, para hablar del plano local, fueron múltiples los comentarios, especialmente a través de las redes sociales, con descalificaciones al nuevo ministro de las finanzas. Según los especialistas en materia tributaria, la situación es aún más grave si se tiene en cuenta que hace apenas dos años, el gobierno de Juan Manuel Santos subió el IVA del 16 al 19%, quedando inmer-sos con ese nuevo gravamen los planes celulares por ejemplo. A juicio de Carras-quilla, se debe mitigar la regresividad del IVA con devoluciones a los hogares más vulnerables retornándoles un poco más a los pertenecientes a los estratos uno y dos con recursos provenientes de los estratos más altos. Economistas como Alejandro Merlano consideró el anuncio del ministro como populista agregando que «solo beneficia al empresariado. Es difícil creer en la lógica del cómo se devolverán los dineros a los más pobres». Los sectores que se verían afectados con el alza en el impuesto anunciada por el ministro Carrasquilla serían la vivienda, en materia de arrendamientos, y los servicios públicos como la energía, acueducto, alcantarillado y gas. También serían gravados los servicios de salud tales como las consultas médicas, los exámenes de laboratorio, las imágenes diagnós-ticas y paratos ortopédicos, entre otros. La educación también se vería afectada en relación con matrículas y pensiones. Por ejemplo, el semestre de Contaduría en la Universidad del Valle que hoy vale $6´249.000 pasaría a costar $7´436.000. Otro tanto sucedería con el transporte, en especial las tarifas de bus, taxi, buseta y similares. Así, una carrera en taxi que en Tuluá hoy está en $4000, pasaría a $4700 mientras que el apartado de la cultura también serían gravados con el 19% las revistas, los periódicos y los libros. Por ejemplo, el libro Las guerras de Tuluá de Gustavo Ál-varez Gardeazábal que hoy cuesta $ 35.000 pasaría a costar $ 36.600. Igual sucedería con los seguros de los vehículos.
También te puede interesar:   Ministro de Hacienda propone gravar con IVA todos los productos de la canasta familiar

Estos son los 41 productos que tendrían IVA, según Carrasquilla

El anuncio del ministro Alberto Ca-rrasquilla durante el foro de Convención Bancaria a comienzos de semana, produjo las naturales reacciones y está obligando a los colombianos a reacomodar su presupuesto. Los sectores afectados serían el de los servicios públicos, los arriendos, los productos de la canasta familiar, las inversiones y desde luego los impuestos.
Los 41 productos que pasarían a pagar impuesto del 19% luego de que quedaran exentos en la Reforma Tributaria de 2016, son:
Las carnes de pollo, oveja, cabra, cerdo, ganado bovino excepto las de los toros de lidia, pescado, camarones y langostinos.
También la leche, papas, tomate, cebolla, banano, uvas, manzanas, melones, leche para bebés y aguas minerales.
Así mismo el café sin tostar, el arroz salvo el de uso industrial, el queso, requesón y lactosuero, huevos de todas las aves y preparaciones infantiles a base de leche.
De la misma manera podrían quedar gravados con el IVA la caña de azúcar, el transporte público, fertilizantes, maquinaria agrícola, abonos, el caucho natural, semillas para siembra y los sistemas de riego.
Finalmente también se incluirían los cuadernos, medios de comunicación de circulación diario y publicaciones periódicas, libros, medicamentos, la educación en cuanto a matrículas y pensiones de colegios tanto públicos como privados así como in-ternet fijo para los estratos 1 y 2.
En este caso, si un plan de internet de tres megas para un hogar de clase media tiene un costo hoy de $ 42.000, con el incremento del 19% del IVA propuesto por el ministro Carrasquilla este servico pasaría a $ 49.980.
Otros productos que sufrirían un alza de ser sometidos al Impuesto al Valor Agregado, serían los computadores de menos de un millón y medio de pesos, tabletas y teléfonos celulares menores de $ 650 mil, planes de datos menores a $45 mil y edificaciones con valores menores de $800 millones deducibles de renta.
En conclusión, ya es muy poco lo que quedaría sin impuesto.

Compartir: