El escenario es considerado el más importante para el desarrollo turístico, El Embalse Calima fue construido por la empresa Perini. El área inundada es de 1934 hectáreas.

El embalse o lago Calima es uno de los referentes del turismo en el occidente colombiano.

A 1.400 metros sobre el nivel del mar, entre este municipio y Restrepo con un área de 70 km2, está el embalse o lago Calima, uno de los más grandes del país y del continente y que desde su construcción se convirtió en el eje del desarrollo para la región, pues además de la energía que genera es el impulsor del desarrollo ecoturístico.

De acuerdo con los datos históricos las obras se iniciaron en el año 1961 y cinco años después entró en funcionamiento. Para esas calendas, cuando el desarrollo en materia de obras de infraestructura era aún incipiente, el hacer una represa de tal magnitud representaba un reto de mayúsculas proporciones.

La empresa Perini fue la encargada de ponerla en marcha y para la obra de mano se empleó a la gente de la zona y provenientes de diferentes regiones del país e incluso se dice que algunos extranjeros hicieron parte del proyecto.

Es sin duda una obra de alta ingeniería y entre los detalles más relevantes está la existencia de un túnel de 110 metros, construido entre las rocas, por donde, en un ascensor, se baja desde la casa de máquinas hasta el lugar donde se encuentran las turbinas con las que se genera energía.

De acuerdo con datos de la Epsa la capacidad instalada de la central hidroeléctrica para generar energía está en los 132 MW, lo que corresponde a brindarle energía a 475.000 viviendas, según el promedio consumo mes de
un hogar en Colombia.

Epicentro de la vida

Aunque en el principio del proceso de construcción se presentaron críticas por las implicaciones ecoambien-tales, hoy el lago Calima está convertido en una fuente generadora no solo de energía sino también de vida pues se calcula que son 4.260 especies de flora y 313 de fauna las que habitan en el área de influencia lo que refleja la gran biodi-versidad de la zona y el grado de conservación en que se encuentra.
El embalse se abastece con aguas de los ríos Calima y Bravo, que nacen en la Cordillera Occidental de los Andes, en jurisdicción del Parque Natural Regional Páramo del Duende, afluentes de gran capacidad y considerados de los más torrentosos del Valle del Cauca.

Cinco años duró la construcción de la obra

Fuente de desarrollo

Uno de los atractivos más importantes que posee el lago Calima tiene que ver con la vocación turística que se despertó desde su construcción y que se ha acentuado en los últimos años.
Sus vientos son muy propicios para la práctica de deportes acuáticos tales como vela, es quí náutico, windsurf, kitesurf entre otros, ya que según los expertos son los mejores vientos de América y terceros a nivel mundial.

Como parte del desarrollo turístico, la Gobernación del Valle construyó con recursos de las regalías el malecón que dotó al lugar de un paso peatonal y una ciclo ruta que va desde la plaza del Municipio de Calima El Darién, hasta las entradas 4 y 5 del Lago Calima.

Para los amantes del deporte el lago resulta perfecto para sus actividades y en sus aguas se realizan los campeonatos nacionales e internacionales de winsurf, vela y regatas que allí se celebran con frecuencia.
El lugar cuenta además con un ferry que recorre el lago, permitiéndole a los visitantes disfrutar de los paisajes que ofrece, de casas campestres, montañas y lago.

La infraestructura hotelera y diversidad de restaurantes típicos, garantizan a los turistas una estancia agradable.

También te puede interesar:   En la cárcel de Zarzal compartían espacio el mal y el bien
Compartir: