“…el país está hoy en una senda adecuada en política educativa pero es necesario tomar medidas …”.

La importancia de la educación es prácticamente una premisa general de la sociedad, apalancada entre otros aspectos en que el aumento de los niveles de educación y la calidad de la misma es fundamental para lograr objetivos sociales muy diversos. Sin embargo, si se enfoca la calidad de la educación no solo desde el simple ángulo de la educación formal, sino en torno a su función social; el caso colombiano pone de manifiesto que el país está hoy en una senda adecuada en cuanto a su política educativa pero es necesario tomar medidas para acelerar este proceso y alcanzar la calidad de la educación requerida.

Aunque en los últimos años han mejorado las tasas de cobertura a nivel nacional y se ha impulsado la mejora de políticas públicas para alcanzar una mejor distribución de la calidad de la educación; es importante profundizar en el uso de mecanismos que apoyen la segunda tarea. Así las cosas, buscando que el país cuente con medidas certeras de calidad, de su mejoramiento en las distintas instituciones educativas, y para que se puedan llevar a cabo políticas de incentivos es importante tener un sistema de medición de la calidad robusto, que parta desde la evaluación cualitativa de las competencias para posteriormente cuantificarlas.

En términos de calidad, Colombia ha hecho grandes avances y hoy por hoy la política de educación impulsada por el MEN está enmar-cada en el mejoramiento de esta, buscando pasar de la transmisión de conocimientos al desarrollo de competencias básicas y ciudadanas. Es importante tener en cuenta que no sólo es necesario mejorar sustancialmente la calidad de los instrumentos de medición de aprendizaje, sino también los instrumentos de medición de aspectos relevantes del contexto social y escolar en los que el aprendizaje ocurre.

También te puede interesar:   Caida Libre
Compartir: