El Tabloide

Caída libre

“…No suelo usar este espacio para temas personales, lo hago hoy porque lo vivimos cientos de usuarios…”.

Nunca antes le había dado el felíz año de manera anticipada a alguien, tal como lo hice el pasado siete de noviembre en el Servicio Occidental de Salud, S.O.S, pues ese día una funcionaria de esa entidad me notificó que debía volver entre el 2 y el 5 de enero de 2018 para ver si ya tenía la cita asignada para que en la clínica San Francisco se me adelante una cirugía que requiero y que tramito desde mediados del año que está a punto de fenecer.

Aunque ese día y después de haber invertido dos horas de mi tiempo, que bien pudieron haber sido ocho pues la ficha la pedí desde las siete y treinta de la mañana, pero laboré con normalidad y regresé a las tres y treinta de la tarde, tenía preparada una perorata para dedicársele a quien me atendió, esta me desarmó al informarme que tal aplazamiento era responsabilidad de la citada clínica que tiene un retraso de varios meses en los procedimientos quirúrgicos.

No suelo usar este espacio que gentilmente me ceden las directivas de EL TABLOIDE para abordar temas personales, lo hago hoy porque la situación que afronto la viven cientos de usuarios quienes soportan esperas de siete y más horas en las incómodas, inadecuadas y hasta riesgosas instalaciones de la S.O.S para que la respuesta sea negativa. Infortunadamente el drama se repite en las demás entidades de salud de la región donde el trato raya con lo inhumano y al parecer no hay quien los defienda.

El tema sirve sin duda para advertir el dramático caos que vive la salud en Colombia y que requiere de un profundo análisis y una reestructuración total que responda a las necesidades de la gente.
Yo no sé si la solución sea el desmonte de las EPS como lo propone el senador Edison Delgado, medida que me parece extremadamente riesgosa, pero hay que actuar y sacar del fango en el que está el sistema de salud colombiano que va en detrimento de los pobres del país.

El mediocre y paupérrimo sistema de salud colombiano deberá ser la bandera del próximo gobierno, sea quien sea, pues no hay derecho que los colombianos de bien, que aportamos al sistema sigamos siendo tratados como ciudadanos de quinta mientras que los dueños de las EPS y las IPS se siguen llenando los bolsillos a costillas de la gente humilde de este país.
cahucagrande@yahoo.es

Compartir: