En una improvisada isla quedó el grupo de boy scouts que se aventuraron en un río del municipio de Buga, Valle. Experiencia tenían, pero la creciente convirtió el día de excursión en una peligrosa maniobra a cargo de la Policía de Carabineros.

El río Guadalajara, pasa por un sector conocido como El Derrumbado, fue allí donde los excursionistas, 28 niños y 13 adultos, quedaron atrapados y merced de una creciente que los sorprendió.

Acudieron a su conocimiento, pero el río les ganó en volumen, tuvieron que pedir ayuda.

A los cuadrantes de la Policía en Buga llegó la llamada de socorro, los uniformados respondieron a caballo.

Con el grupo de Carabineros, los boy scouts le vieron salida a su embrollo.

Compartieron caballo y despacio llegaron a la orilla, con el último rescate los uniformados recibieron aplausos de agradecimiento.

Con todos, niños y adultos, fuera de peligro, pasaron a valoración médica que no dejó más que síntomas de un buen susto y una experiencia extrema.

También te puede interesar:   Construirán bulevar, en la obra se invertirán más de mil millones de pesos
Compartir: