Al respecto es preciso recordar a la Administración Municipal la necesidad de adecuar un lugar para la disposición final de estos desechos de construcción.

Definitivamente la cultura ciudadana en materia de desechos y basuras aún no hace parte de las apropiaciones de algunos tulueños para quienes el carro recolector no existe.

De las diversas denuncias que semanalmente llegan a la redacción de EL TABLOIDE, escogimos esta que denota una verdadera falta de civismo y limpieza.

La escena fue captada sobre la calle 25 con carrera 8W, parte posterior de la institución educativa Moderna de Tuluá, donde vecinos dejaron, sin ningún reparo, parte de su alcoba que ya no le sirven sin proceder, como es debido, a desbaratar y embolsar para que sea recogido por el recolector.

Como si fuera poco, más adelante también arrojaron escombros, lo que desluce del lugar. Al respecto es preciso recordar a la Administración Municipal la necesidad de adecuar un lugar para la disposición final de estos desechos de construcción.

También te puede interesar:   Transporte vuelve a la montaña, Coopetrans sale de circulación y entra Lidertrans
Compartir: