En varias comunidades de la ciudad son sus pobladores los encargados de cuidar y proteger sus zonas verdes, en este caso estamos refiriéndonos a los vecinos de la carrera 39 entre calles 16 y 17 del barrio Entrerríos que están mortificados y enojados porque parte de su cuidada zona verde se ha convertido en un escombrero público donde a cualquier hora carretilleros, volqueteros y personas ajenas al sector depositan sus desperdicios sin ponerse colorados. Exigen una explicación.

También te puede interesar:   Líderes piden más protección, dirigentes tulueños sostienen que los esquemas son insuficientes
Compartir: