Tuluá está catalogado como un municipio de riesgo medio en materia de minas antipersona y por ello también es objeto de continuos talleres con la población campesina donde se les imparten normas de prevención.

Cinco poblaciones rurales de Tuluá como son Barragán, Monteloro, Puerto Frazadas, La Moralia y Venus fueron priorizadas por el programa Descontamina Colombia, direccionado desde la Presidencia de la República, para desarrollar un desminado humanitario.

Si bien el municipio de Tuluá fue paso permanente de la guerrilla y por consiguiente lugar de siembra de minas antipersona, desde el programa Descontamina Colombia está catalogado como de media afectación y por ello objeto de diversos talleres informativos y de prevención.

Así lo dijo Fernando Navarro, miembro de la Dirección para la Atención Integral contra Minas del programa Descontamina Colombia, señalando que se le está dando una nueva interpretación a la existencia de las minas en Colombia después de la firma de los acuerdos de La Habana.

Los más recientes desminados hechos en el área rural del municipio tuvieron lugar en la vereda La Mansión el pasado mes de julio y en la región de San Marcos, corregimiento Monteloro, hace dos semanas, donde se hicieron detonaciones controladas.
“En Tuluá estamos haciendo esta semana una serie de jornadas de prevención y hemos escogido los corregimientos de Barragán, Monteloro, La Moralia, Puerto Frazadas y Venus para hablarle a la población civil sobre señales, características y riesgos de presencia de minas en sus territorios” señaló el funcionario nacional.

La visita a estos poblados cuenta además con la presencia de funcionarios del PNUD, la Organización de las Naciones Unidas y la Fundación Restrepo Barco, acompañados por Jesús Alberto Cruz Arenas, Gestor de Paz del municipio.

También te puede interesar:   Gobierno Nacional entregó viviendas gratis en el municipio de Bolívar
Compartir: