Maltrato intrafamiliar y violencia sexual los hechos más notorios en la ruralía tulueña. Barragán será el próximo territorio donde entrará a funcionar, a partir de marzo próximo, un CIAP municipal.

Una preocupante situación de violencia intrafamiliar, abuso sexual contra menores y alto consumo de sustancias sicoactivas, ha sido descubierta por profesionales del municipio en la alta montaña tulueña, lo que prendió las alarmas del equipo sicosocial de la Secretaría de Bienestar Social.

El hecho fue denunciado por el titular de ese despacho, Francisco Antonio Girón Ocampo, quien señaló que la situación más preocupante fue hallada en el corre-gimiento Monteloro donde fue instalado, desde el año anterior, un Centro Integral de Atención Poblacional a cuyo cargo está la exploración de todos los casos denunciados.

«Es preciso aclarar que estos no son hechos nuevos, este tipo de situaciones han existido desde siempre pero ahora están saliendo a flote debido a que ya existe una dependencia donde se pueden denunciar y por ello apenas los estamos conociendo» indicó el funcionario encargado de bienestar social en el municipio.
El CIAP de Monteloro, el primero que estableció la Administración Municipal en el área rural, es atendido por un coordinador permanente y apoyado por un abogado, una psicóloga y una trabajadora social, a quienes les corresponde recepcionar las distintas denuncias.

De acuerdo con las informaciones registradas ante el despacho rural, los casos más recurrentes son abuso sexual contra menores, generalmente por parte de padrastros; violencia intrafamiliar y, en los últimos meses, ha ido creciendo de manera exponencial el consumo de estupefacientes por parte de menores de edad.

«Hoy se ve en los padres de familia una tendencia a hablar, a denunciar los casos que, en el pasado, se guardaban en secreto, bien por miedo o por desconocimiento de las leyes que protegen a las personas y, en especial, a los menores de edad» agregó Girón Ocampo.

Ante el auge de este tipo de problemáticas, el funcionario anunció que para marzo próximo se tiene proyectada la instalación de un segundo CIAP en Barragán donde existe una problemática ascendente en materia de consumo de sustancias sicoac-tivas, mientras se estudia un tercer Centro en Puerto Frazadas con injerencia también en San Rafael.

También te puede interesar:   Hallada irregularidad en industria y comercio
Compartir: