Dos atentados registrados esta semana en Tuluá mantienen en alerta a las autoridades por cuanto los objetivos de los sicarios se hallaban al interior de dos peluquerías. Los hechos, que se presentaron el martes, en el barrio Rojas y el miércoles en el centro de la ciudad, no dejaron víctimas mortales pero sí quedaron grabados por las cámaras de seguridad de los locales comerciales. El saldo de los dos actos violentos es una persona herida y otra capturada.

También te puede interesar:   Un pesebre hecho con mucho amor en Zarzal
Compartir: